​[Crónicas de Conciertos] Sabor a Calle en Sala La Cochera Cabaret, Málaga (09/02/17)

1942

Una cita inesperada, un resultado inesperado, es la esencia de la música que une las mentes inquietas en una buena noche de ritmos y compases, un nuevo descubrimiento en el panorama español independiente. El pasado jueves 9 los gaditanos Sabor a Calle presentaron en Sala Cochera Cabaret en Málaga su disco Andando entre melodías (2015), un disco de fusiones cargado de esencia flamenca con ritmos de reggae, rumba, ska, tanguillos y muchos detalles… un disco nacido en las calles y que venia a ser interpretado cargado de sorpresas.

Alrededor de las 22:00 hrs. empezaba el concierto, con la gente algo tímida y cerca de la barra, subían al escenario los 8 componentes de la banda, encabezados por Ferdy, antiguo vocalista de la banda funk andaluza Fugu, quien pidió que se acercases al escenario, a darles calor, se notan las tablas desde el primer momento.

Sabor a Calle haría un repaso de los temas de su disco y también algunos que no aparecen en el CD que grabaron gracias al sistema Crowfunding y que se publicó en 2015. Empezábamos con una intro y temas como “Pasa”, “Corre” o “Las brasas” que iban calentando el ambiente, muchas de las caras eran conocidas a pesar de estar en otra ciudad, y los sonidos se mezclaban con sonrisas cómplices hacia al publico. Empezaba a destacar la flauta travesera de Diego Gómez junto a la voz de Ferdy, que no paraba de moverse en el escenario y de hacer bailar sus dreads.

Más canciones del disco, “Mi corazón” o “Placebo”, una canción en clave de reggae, que cuenta la colaboración de la banda Cultura Sur de Venezuela pero que esta noche tendrían que interpretar solo la banda, junto a otros como “Del sur al norte” o “La loka”, temas que podemos encontrar en youtube en directo, como a ellos le gusta, en la calle, y que hoy estaban sonando fuerte en Málaga. Ferdy no paraba de dirigirse a sus compañeros de grupo, Kike Salado a la Guitarra española, José Calamares en la otra guitarra, que le arropaban con unos coros llenos de energía y musicalidad. Diego también aparcaba su flauta en ocasiones para acercarse al micrófono y corear junto a Pablo Lobo, encargado del cajón y de Oliver Sánchez en la percusión, guiados todos por Sergio Pérez, encargado de la batería y Javi Gonzalez en el bajo.

Estaban disfrutando del concierto, público y banda ya estaban conectados, una pareja, en primera fila, no dejaba de bailar los ritmos que iban fluyendo por la sala, “Dime algo lógico” coreaba la canción “Lógico” y hacia que nadie pudiese parar quieto. Después vendría un tema cargado de mermelada, al que ellos prefirieron llamar “Mermeladon”.

Descubriríamos entonces una de las sorpresas de la noche. Muchas de las personas entre el público además de venir a ver al grupo, por supuesto, tenían a uno de los componentes como reclamo, José Calamares es natural de Málaga y allí estaba rodeado de su gente, sus amigos, con su grupo, y también con su Padre, Pepe Gallardo que subía al escenario para dar un toque de psicodelia a la canción “Parece que fue ayer”, en uno de los momentos más emotivos de la noche. “Papá te quiero”, así despedía José del escenario a su padre para continuar el concierto, ya sin la camiseta, entre chascarrillos con su gente que se comunicaban con el artista desde abajo. También subía al escenario Sergio XL, artista de rap y reggae Malagueño, de forma inesperada hasta para el propio artista que había ido como publico y acababa encima de las tablas, micrófono en mano, junto al resto de la banda y enlazando con algunos versos improvisados de Ferdy. También Pablo Lobo cogia en el micrófono en alguna ocasión para acompañar en la voz principal a su cantante.

Los últimos temas de la noche iban sonando. “Viviremos”, “Novio feo” y “Mi gordita” ponían final a un concierto lleno de ritmo, de buen rollo, de buenas energías. A través de la voz de su cantante Sabor a Calle se despedían agradecidos por poder llevar su música fuera de su ciudad y conseguir una respuesta como la que tuvo. “Sois un grupazo para reventar festivales” les decían algunos técnicos de la sala, y no lo dudamos.

Esperamos que así sea y que Sabor a Calle lleve su música a cualquier rincón, desde las plazas y callejuelas hasta los grandes escenarios, que sigan disfrutando y haciendo disfrutar.

Texto y fotografías: Buscón