[Críticas de Discos] Kaxta – Centro de Intoxicación (2014)

825
Kaxta - 2014 - Centro de IntoxicacionDatos del Disco:
  • Autor: Kaxta
  • Título: Centro de intoxicación
  • Lanzamiento: 14 de octubre de 2014
  • Rock Estatal Records
  • Diseño: Manuel Medina
  • Precio: 9’99 €

 

Crítica del Disco:

Kaxta es uno nombre de una de esas banda de la escena estatal que a todos nos suena y es que si lo pensamos, seguro que cualquiera ha coincidido con este quinteto extremeño en el escenario de alguna sala o festival, ya que desde su formación allá por 2007 se han paseado por todos los rincones del estado. Y es que en su carrera sobre los escenarios han dado forma a No soy un bicho raro (2009), Arremeto (2011) y ahora Centro de Intoxicación (2014), un disco con nueve temas que viene de la mano del nuevo sello Rock Estatal Records, con el que buscan, tirando de simbología, dar el salto definitivo ya que a la tercera va la vencida.

En este nuevo LP plasman todo lo que han aprendido en estos años de carretera, ahondando en profundidad en cada una de sus composiciones, buscando ese sello personal a la vez que desbordan rabia, mala leche, amor, impotencia y sobre todo, una buena dosis de rock estatal.

Y entrando ya en este disco nos encontramos con Dentro de mi (01), donde apreciamos la primera dosis de lo que nos traen los de Badajoz en los siguientes 40 minutos de música. Un tema que no puedes evitar que te recuerde a grandes nombres como Extremoduro o Marea, con una letra cuidada, pero esa energía y rabia viene en una dosis superior que te pide seguir escuchando el resto del disco …Dame un cachito de tu corazón, no tengo nada para la merienda.

Nada me para (02) es la siguiente y es que ya nada puede parar a este huracán que nos traen los Kaxta. Aumentando la velocidad con respecto al anterior y con tiempo para que Rafa Rodríguez muestre algún solo de guitarra que continúa desarrollándose por detrás de los siguientes versos para continuar impulsando un tema que explota. Pura carne de directo.

Sobradamente podemos encasillar a esta banda dentro del rock estatal, pero si bien es cierto que hay otras influencias que complementan su sello personal, y en ¡¡Explosión!! (03) podemos ver algún toque más cercano al rock’n’roll puro con el que nos cuentan una historia de amor y deseo que nos lleva hasta Corazón (04), un tema más íntimo pero que guarda la misma garra que el resto del trabajo. Malos pelos (05) entra dominando el tempo para llevarnos poco a poco hasta el ambiente en el que se desenvuelven y “jugando” a variar la estructura habitual de cualquier tema, invitándonos a pensar, a huir de esta falsa felicidad que nos hacen desear …no ves que construimos nuestra propia celda?. Y es que hoy en día todos debemos que ser unos malos pelos, ¡joder!.

Jícaras de chocolate (06) es un tema de atmósferas, con la colaboración de Manué Pérez (La Ira/Proyekto Simio) al sitar y Feli Carrasco (Chanela) aportando la sonoridad clásica de la guitarra que nos transporta por distintos ambientes que nos traen de la India a una sonoridad andaluza/extremeña donde ponen música a otro buen texto propio, una de las bazas que juega esta banda y que no debes dejar pasar cuando los escuchas. …que todos somos emigrantes.

El siguiente tema es ya el séptimo y da nombre a este Centro de intoxicación: cuatro minutos de música donde cada uno de los miembros de la banda tiene su importancia de una forma muy compensada. Sonidos stoner o más cercanos a un rock alternativo desgarrado se cuelan en este tema mientras se va acercando el final del trabajo. Pero antes quedan dos más: Efímero (08) y Entre cuatro paredes (09), con los que se cierra un trabajo donde Kaxta demuestran que no es necesario un disco de una hora o quince temas, mejor los justos y cada uno de ellos mejor que el anterior.

Francisco M. Peco