[Críticas de Discos] Zerokoma – Galones (2017)

647

Datos del Disco:

  • Autor: Zerokoma
  • Título: Galones
  • Lanzamiento: 24 de octubre de 2017
  • Muxikon Estudios
  • Rock Estatal Records
  • Artwork: Coartada
  • Precio: 9’99 €

Crítica del Disco:

Desde Ontinyent (Valencia) nos llega el nuevo trabajo discográfico de los hermanos Zerokoma, quienes dan un nuevo golpe sobre la mesa y demostrarnos que en todo el auge musical que aflora en la costa mediterránea también hay hueco para el rock’n’roll de altura. Grabado en Muxikon Estudios de Iñaki “Uoho” Antón (Extremoduro, Platero y Tú, Inconscientes, etc.), bajo la producción de Íñigo y Txortx Etxebarrieta, este LP fue publicado de la mano de Rock Estatal Records.

Suena Esto es Zerokoma (R&R) (01), toda una declaración de intenciones llena de riff y esa potencia que seguirá creciendo en un Sobran galones (02) que es pura actitud. Este tema llegó ya por el mes de septiembre y es toda una delicia para los amantes de este género.

Porque si una banda debe sonar como una auténtica familia, estos Zerokoma ya lo llevan “de serie” y lo aprovechan para pisar el acelerador en Altos vuelos (03), donde encontramos un aire del punk rock internacional. Tras un tema breve y efectivo aparece el tempo contenido de Alerta!!! (04) con la colaboración de Jon Calvo (Memoria de Pez, Inconscientes).

Hey-Hey (05) es una muestra de su pasión por el rock clásico que han transformado en un videoclip con el que derrochan esa esencia que se ha empapado de clásicos como Leño, PlateroAC/DCZZ Top.

Nos adentramos en la Cara B con Arde la ciudad (06). Se inicia con una primera sección a modo de introducción en la que parecen parar el tiempo, para después invitarnos a recorrer esa ciudad y empaparnos de su olor a asfalto.

Derecho de Admisión (07), lo cante quien lo cante, es el tema rabioso contra aquellos que nos niegan el paso por las prejuiciosas apariencias que siguen empeorando a la sociedad actual. Continúa su viaje sonoro con Nadie me enseñó a bailar (08) y El blues del cazarrecompensas (09), este último es una muestra de cómo ese estilo se abre paso en estos Zerokoma, añadiendo uno punto con esos arreglos instrumentales que le dan interés a estos cinco minutos de sonido.

Llegando el final está Cuerpo inagotable (10), con el que vuelve la distorsión y el riff antes de mostrarnos su último Otro Cigarro (11) como un bonus track acústico con el que ponen el broche a la entrega.

Hacen falta muchas familias como estos hermanos Zerokoma, quienes tienen el futuro asegurado mientras mantengan esta línea en la que su buena música derroche rock’n’roll y sigan intactas las ganas de comerse los escenarios. Es el momento de Zerokoma.

Francisco M. Peco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here