[Crónicas de Conciertos] I Festival Olmo Rock (Poblete, C.Real)

356

El pasado sábado tuvo lugar la primera edición del Festival Olmorock de Poblete (Ciudad Real), un evento que nace aumentando así la oferta cultural de la zona y que contó con buena aceptación por parte del público que pasó por el pabellón cultural de la localidad. A lo largo de la noche dominó la puntualidad en los horarios publicados en la tarde del viernes y así, cuando aún faltaba algún minuto para las 19:30 horas, salían al escenario Sutil Karmico & Demasiado Daniel, quienes eran los encargados de poner el toque de rap a este festival. Mientras poco a poco aumentaba el público, descargaron un breve directo de poco más de 20 minutos donde hicieron una buena muestra de sus composiciones.

Justo después salían a escena Kuerdo Utópico, quienes llegaron desde la cercana localidad de Alcolea de Calatrava para repasar su Uuush La Polaca! (2012) sonando las ya habituales: Climax, Ya ves, Frío. Un repertorio del más auténtico rock urbano donde el sonido del saxofón llena de colores los temas de este cuarteto.

Cuando se cumplían las 21:00 horas el escenario de este recinto se llenaba con los Deskaraos, quienes hicieron bailar al público a ritmo de su ska, rock y reggae. Algo típico en su setlist son las versiones de los grandes Skalariak y entre otras pudimos escuchar Despídeme; pero también nos mostraron un resumen de su Gana la Banca (2011) con buenos temas como Malditos traidores, La Ganjah, Siempre la Misma Canción y Ansiada Libertad.

Alejandro Cerro subió al escenario arropado por La Banda del Carrito para volver a llenar este escenario con su mezcla que va desde el rock al flamenco pasando por el reggae y el blues en un directo profesional y muy cercano donde sonaron los cortes de su Favores (2012), trabajo que ha presentado por distintos escenarios de la geografía castellano-manchega con tan buena acogida como el pasado sábado. Sin duda un concierto más que recomendable donde Alejandro Cerro conecta con el público que participa activamente en temas como Porno Star.

Tras toda esta variada muestra de estilos quedaban los dos platos fuertes de la noche: Disidencia y Gérmenes. Primero salieron al escenario los de Onil (Alicante) para mostrar con su nueva formación su último EP Hablarán las Piedras (2013) así como los mejores cortes de su discografía donde no faltaron Se Respira Diferente, Cuenta Corriente, Vivo Libre, Israel IV Reich o Martes 13, temas que se sucedieron de continuo mientras el público coreaba cada uno de ellos. Poco después dejarían paso a Cubateo’s Culture o Televigilancia Global y otros como Pásame la Priva, Aquí otra vez o Apología de lo Evidente.

En este buen repaso a sus siete discos de estudio se escuchó cierta monotonía entre unos y otros temas mientras se alcanzaba la hora de directo, pero todavía quedaba tiempo para escuchar buenos cortes como Terrorismo Empresarial, Cantares, Preso de la vida, Los Nadies, Alguien y A Todos Ellos. Sin duda una selección muy completa de su repertorio que disfrutó el público cuando mayor era el número de asistentes, que se mantuvo a esta altura hasta el cierre de la noche.

Y para cerrar nos quedaba disfrutar de Gérmenes, que abrían la noche con Igual de Mal, Culpabilidad, Punk n’ Roll, temas de su último Game Over (2013) donde se mezclaron otros clásicos como Cual Cultura. Mientras se ganaban al público que allí se concentraba y nos recordaban el cambio de hora sonaron Desde el Puente, Agarrar la Vida, KTV, Vida Pirata (la vida en Poblete por una noche) y Mar Etíliko. Pocos momentos después parte del público llenaba el escenario del festival subiendo a cantar 30 años sin luz con los sevillanos, creando una situación un tanto caótica pero sin llegar a perder el buen ambiente y la cercanía con la que estaban actuando. Volvía la calma con uno de los temas más destacables del último LP: Huele, dando paso a otros que no podían faltar como El Mundo al Revés y Tragado sin Eskupir.

Salvando algún pequeño desajuste quedaban a modo de cierre Kurro o La Suerte, cerrando su directo y la primera edición de un festival que nos dejó casi ocho horas de música en directo que salieron a la perfección en un recinto apropiado para este evento que pretende crecer año a año y convertirse así en un referente musical en la zona.

Texto: Francisco M. Peco

Fotos: Diana Ortega