[Crónicas de Conciertos] XIX Viña Rock 2014 – Jueves 1

642

A principios de la pasada semana comenzaban a llegar a Villarrobledo los primeros viñarockeros, gente que viaja desde todos los puntos de España y, cada vez más, desde otros países para disfrutar del que está considerado como el mejor festival de música alternativa de todo el país. Así, en la noche del miércoles tenía lugar la fiesta presentación que ya ha pasado a formar parte de un festival que no para de crecer año a año y que nos traía un cartel con importantes actuaciones.

Abrían así esta noche de este miércoles de presentación los valencianos de Itaca Band, quienes subían al Red Bull Tour Bus a las 21:00 horas para mostrar su mezcla de reggae ska que acercó ante ellos a muchos curiosos que veían por primera vez a esta banda tras conocerla junto al cartel de este festival y que a partir de ahora será parte de sus escuchas habituales. Después pasarían por este mismo escenario Banda Jachís o Envidia Kotxina, estos últimos presentando su último disco Kontratiempos (2014), un disco donde muestran el sonido actual que les acompaña en sus directos y que llevó a más de uno a decantarse por ser este uno de los mejores directos del festival.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Antes de estos pasaron por el escenario de esta fiesta de bienvenida una banda de renombre que pudimos disfrutar en la noche del miércoles: Betagarri. Una fusión de ska, rock, reggae e incluso toques cercanos al jazz que hacen de esta banda uno de los grupos más recomendables de ver en directo y que, una vez más, no defraudaron en el pre Viña Rock. El dato curioso en esta jornada de bienvenida se puso con Gomad! & Monster, quienes con un retraso que llegó a la hora de espera salieron al escenario para comunicar que era imposible llevar a cabo la actuación, según comentaron después por no contar con el material pactado con la organización para llevar a cabo el live (mezcladora y platos). Tras numerosos intentos por parte de la banda y la organización, esto quedó como un hecho puntual que no se repetiría en un festival que nos tiene acostumbrados a cumplir los tiempos al milímetro, como así pasó en las siguientes jornadas.

Y con el impulso de esta bienvenida y un anunciado sold out llegaba la primera gran jornada del festival y su apertura de puertas en torno a las 16:00 horas para poco después ver sobre las tablas a algunas de las bandas ganadoras del concurso organizado por el Viña Rock para esta décimo novena edición: Punto & Final y Los Chicos de la Lluvia, quienes con escaso público no desaprovecharon la oportunidad de formar parte de un festival de estas dimensiones. Pero la imagen del público comenzó a cambiar con Sínkope, quienes hacían sonar algunos de sus mejores cortes donde no faltaron su Humo de Contrabando, Matar se me Olvida o A Merced de las Olas junto a unos cuantos temas de su último LP: Cuando no te pones Falda de donde sonaron Autovitografia, Católico, Político y Putero, Si Soy Molino o el tema que da nombre al disco, a la vez que nos decían que el Rock’n’Roll es la droga más potente, junto al sexo.

Sin descanso y mientras en el Escenario Doogee sonaban Ktulu, el Escenario Negrita albergaba el inicio de la gira de Ciclonautas, nueva formación de Alen Ayerdí (Marea) que tras una breve presentación dan el salto a la gira nacional en un espacio como es Viña Rock. Una dosis de stoner rock que no contó con numeroso público pero que si fue un buen repaso de su doble LP presentación: …Que tal?, de las que escuchamos Tristes Corazones, Demecio Lacrúz, Que corra el Aire o Kamikaze del Nido. En el final del directo sonaría también El Dromedario, cerrando así una presentación en la que la hora y el calor, unido a esa cantidad de público que solo marca en sus horarios los grandes nombres de cada día, hizo desperdiciar un destacable directo.

Y como el Viña Rock es un continuo de directos, apenas moviéndonos unos pasos nos plantamos frente al Escenario Poliakov para ver a Kaótiko, quienes esperábamos como uno de los potentes directos del día y resultó ser una descarga de punk rock de altura. Salvando algún pequeño desajuste que escuchábamos al inicio y que fue más observable al ver las miradas entre algunos de los miembros, esto quedó como algo puntual y aprovechando su buena forma sobre las tablas soltaron un setlist donde escuchamos Sucio Criminal, Ansiedad, Rico Deprimido, Preso 2023, Mi Mejor Colega o el famoso Otra Noche. También hubo tiempo para algún cover que hiciese más completo su paso por el primer día del festival y el tema elegido fue: No Somos Nada (La Polla Records), un seguro de éxito en el que se convirtió en el primer concierto con una destacable afluencia de público de este Viña Rock.

Siguiendo con ganas de escuchar más y más bandas que cada vez tienen un mayor peso en estos festivales después sonarían La Gossa Sorda en Escenario Negrita y los potentes Habeas Corpus en Doogee. Estos últimos comenzaron con el tema que da nombre a su reciente trabajo: Al Otro Lado de la Crisis, para luego sonar otros como Sois Ejemplo o Basta Ya. Mientras tanto hubo tiempo también para volver a disfrutar del ska de La Gossa Sorda, quienes contaron con la colaboración de Julio Maloa de La Raíz, quien probó el escenario que desbordaría junto a su banda en la jornada de cierre. Continuó el ska pero ahora de tintes italianos cuando llegaban a Villarrobledo los Banda Bassoti, quienes nos conectaron directamente con una de las más de 40 novedades de este cartel: Fanfare Ciocarlia. Dejando esta vez de lado a Hamlet pudimos disfrutar de la música balkanika con aires que nos llevan hasta este ska que esta numerosa y uniformada formación propagó por el recinto. Una hora y diez minutos de auténtico buen rollo que se vio reflejado en la sonrisa de los allí presentes que se movían al son de la música de los Fanfare.

Quedaba mucha noche por delante y ante los allí asistentes llegaba una de esas grandes citas con el rock estatal de este festival: los sevillanos Reincidentes, quienes abrían con su nuevo Vamos pal’ Infierno para seguir con varios temas de su nuevo disco Aniversario (2013), como vienen haciendo en esta gira: Grandola Vila Morena, Andalucía la que Divierte, Fiesta, Rosas en el Mar, y Al Asalto. Un total de seis cortes sin apenas pausa que despejó las dudas a aquellos que no han visto la actual gira de la formación liderada por Fernando Madina y que conservan fuerza, frescura y energía como en sus inicios hace más de 25 años. La Infancia en un Cargador, Al día le faltan horas, No-Normal, Sueños de Libertad nos transportaban por un directo que tuvo hubo algún defecto en el sonido de este escenario pero donde también estuvieron Yo Pisaré las Calles Nuevamente, La Republicana, Ay! Dolores, donde tuvieron un gesto con este festival y su poder como muestra del rock de este país, Un Pueblo, Vicio, Cartas desde El Asilo, Camela 3, Andalucia Entera, Grana y Oro, Un Día Más y como cierre: Jartos d’ Aguantar, con la colaboración de Piñamita y puso fin al concierto de estos grandes que han sabido conservarse y, como el buen vino, mejorar con el paso del tiempo, aunque en esta ocasión el sonido les jugase una mala pasada.

Viña Rock se está convirtiendo cada vez un poco más en otro festival que tiene algunos directos que imantan a la mayoría del público, algo que siempre ha pasado pero que ahora es más notable; y es que cuando se publicaron los horarios todos sabíamos que La Pegatina, Bongo Botrako o La Raíz serían, cada uno de ellos una noche del festival, de los conciertos más demandados por el amplio público. En parte debido a su “más accesible” sonoridad y sin dejar de lado el éxito cosechado durante los últimos años, no fallaron estas predicciones. Los primeros de estos fueron La Pegatina, quienes volvían a este escenario por cuarto año consecutivo para hacer sonar Miranda, Muérdeme y el tan esperado Maricarmen con el que consiguieron el mayor momento de bailoteo ante un gran público que saboreaba la fiesta y la rumba de esta banda con una marcada sonrisa en sus rostros.

La despedida a la jornada inicial en el Escenario Poliakov la pusieron otro de los clásicos que han formado parte de docenas de festivales: El Último ke Zierre, otro grupo que ha envejecido mientras maduramos musicalmente y ha marcado la banda sonora de muchos jóvenes – y no tan jóvenes – del rock español. Iniciaban su directo con el coreado Hachis, para dar paso a clásicos de la talla de Altero mi Cuerpo, Hasta que Pierda la Voz, Quemaste tus Alas de Ángel, Tú me Vicias, Escupiré Jodidos o el famoso Soldadito Español. Aguantando bien sobre las tablas el recién operado Rober y junto a él el resto de EUKZ, cerraban su directo con Tus Bragas y Mis Calzones, dándonos en algo menos de una hora una muestra de esta Gira 25 Aniversario donde ha influenciado su público en la elección del setlist: cerca de 20 temas de los 30 que tocan, donde echamos de menos algunos de los destacables pero acomodándose muy bien a los tiempos de este festival. Cerraba la jornada en los escenarios principales Eskorzo, quienes llevarían hasta casi las 5 de la mañana al público que allí aguantó, sacrificando muchos esta actuación para poder aguantar sobradamente el resto de festival que nos quedaba por delante.

Se cerraba así una jornada de jueves donde también tuvimos lugar de pasar por la primera edición de la Feria del Grow, evento enmarcado dentro de este festival que es una clara apuesta por la organización del Viña Rock para convertir este espacio en un referente a nivel nacional y europeo y continuar aumentando la oferta de un festival que va camino de abrirse hueco a nivel internacional. Quedaban por delante las jornadas de viernes y sábado, con importantes citas que coincidían marcadas en casi todos los horarios y otros directos de gran nivel que disfrutaríamos en esta localidad manchega a lo largo del fin de semana.

Texto: Francisco M. Peco

Fotos: Diana Ortega

Álbum completo de Fotos del Jueves 1 en Viña Rock