[Crónicas de Conciertos] V Alrumbo Festival 2014 – Sábado 19

439

Tras dos grandes jornadas de festival y habiendo disfrutado de importantes directos como Manu Chao, Calle 13, Trashtucada o Mala Rodríguez, afrontábamos el cierre de esta quinta edición del festival con las mismas ganas que el primer día. Así, a partir de las 19:00 hrs. eran Los Aslándticos quienes se encargaban de poner música en la tarde del sábado en Rota. Con temas como Querer y Querer y El Traidor se ganaban al numeroso público presente desde el inicio de su actuación, aguantando el calor mezclado con ese viento gaditano que como cada tarde nos recibía en el recinto del festival. Esto solo acababa de empezar y así poco después llegaban Se ve Venir, De Momento, Anímate y el bailable Mi Primer día; con los que quedaba claro que esta banda defendía notablemente los temas que han creado durante la última década que llevan en activo. Con Hoy ya está bien de su más reciente trabajo Lo Bueno (2012) cerraban un más que aceptable paso por este festival.

Albertucho o el ahora conocido como Capitán Cobarde, era el siguiente en pasar por este Escenario Alrumbo, donde acompañado de la banda del Capitán Cobarde hizo sonar Vengo a Registrarte Mi Corazón o un actualizado Mi estrella que suena muy lejano a aquel que fue publicado en su primer LP: Que se callen los profetas (2004). Avanzaba su directo con Deja de Mandar o Mi Compadre para concluir con El Capitán Cobarde en un claro guiño a su nuevo nombre con el que se ha dado a conocer a partir de este 2014.

El anochecer corrió a cargo de Soziedad Alkohólika, quienes ya concentraban una buena cantidad de público para disfrutar de su potente directo. Sin publicar disco desde 2011 siempre consiguen arrasar cada festival que pisan como demostraron desde el inicio de su directo en Rota, haciendo sonar temas como Polvo en los Ojos, Palomas y Buitres o Automarginado ponían patas arriba el recinto de este Alrumbo. Su directo avanzaba a la vez que veíamos caer la noche con Ratas, La Aventura del Saber, Piedra contra Tijera o Peces Mutantes; toda una ración de clásicos de esta banda que se cantaban puño en alto. Para el final de su concierto nos guardaban Cuando Nada Vale Nada, Sin Dios Ni Ná, Motxalo y su habitual cierre con Nos Vimos en Berlín como apoyo ahora más que nunca al pueblo palestino.

Después era el turno de otro de esos conciertos muy esperados en este festival con Kase-O & Jazz Magnetism, haciendo sonar temas propios y otros de su proyecto Violadores del Verso. Un directo donde la banda tuvo un más que merecido protagonismo, acompañando al detalle las letras de este MC zaragozano. Tras cortes como Da Igual o Como el Sol, terminaba de meterse a todo el público allí presente en el bolsillo, cerrando su actuación cuando ya sobrepasábamos la media noche con los fuertemente coreados Boogaloo, Renacimiento y Ballantines. Una mezcla muy equilibrada entre rap y jazz que sorprendió a los que no conocían este espectáculo y cautivó una vez más a sus miles de seguidores.

La noche avanzaba a la perfección, respetándose los horarios a diferencia de lo ocurrido en las jornadas anteriores, siendo ahora el turno de Jairo Perera, más conocido como Muchachito, quien se presentaba en este Alrumbo acompañado de sus compadres Santos de Veracruz y Diego El Ratón. Ofrecieron un espectáculo con dos partes claramente diferenciadas: una primera más contenida donde inicialmente sonaron Eima, Que Mala Suerte la Mía o Conversaciones Incompatibles, momento en el cual se pudieron volver a observar esos problemas de sonido comentados en la jornada anterior, donde en algunos puntos del recinto el murmullo del público era capaz de silenciar el sonido de este escenario. Olvidando este inconveniente y tratando de disfrutar del directo avanzábamos con Caraguapa, Sin Vigilancia, Ruido o ese ya mítico El Aire de la Calle de Los Delincuentes en la voz de Santos de Veracruz que fue muy aplaudido por el público. Cerraba esta primera parte con Mi Estrella y La Quiero a morir, momento en el que tras una mínima y breve transformación de la escena volvían acompañados de Lele Leiva el enano a la batería.

Con esta sonoridad más eléctrica que ya presentó durante el pasado mes de mayo quedaban Carreta Sideral, Si Tu Si Yo, Será Mejor o Me Tienes Frito, cortes con los que ponía a bailar a todo el recinto del festival con el Muchachito que muchos esperaban cuando salía a escena. Para el final nos guardaba: Luna, Azul, Paquito Tarantino y dos más que no podían faltar: 115 y Siempre que Quiera, cerrando así una variada actuación en este festival con una mezcla de pros y contras que impidió situarla a la altura de otras de esta formación.

Y a continuación se paraba el tiempo con el veterano ska jazz de Skatalites, banda jamaicana que es pura historia de la música en activo y que en este 2014 celebra su 50 aniversario sobre las tablas. En el centro del escenario el gran Lester Sterling, pura actitud jamaicana que a los 78 años de edad disfruta cada directo como el primero. Acompañado de destacados músicos como Val Douglas (bajo) y Trevor Sparrow Thompson (batería) impregnaron de buen rollo todos los rincones del recinto que vivía uno de los últimos grandes directos que durante tres días disfrutamos.

Como cierre del festival aún quedaban las actuaciones del colectivo N.O.H.A. y los sevillanos Dub Elements, volviendo a ser la música electrónica la encargada de cerrar las puertas de este Alrumbo Festival 2014. Se ponía el punto y final a la que está considerada como la mejor edición de este festival, que desde el día antes de su inicio contaba ya con un numeroso público, siendo un total de más de 90.000 personas las que pasasen por este festival durante el fin de semana.

Tras este festival la organización del mismo ha lanzado un comunicado de prensa haciendo balance del mismo, valorando la gran cantidad de comentarios recibidos de los problemas derivados de la larga espera para el check-in que se produjeron desde la tarde del miércoles 16. Además, prometen empezar ya a trabajar en solucionar los problemas de espacio en la acampada y aquellos de sonido producidos dentro del recinto; para conseguir un Alrumbo Festival 2015 mejor aún que este que ahora cierra sus puertas.

Texto: Francisco M. Peco

Fotografía: Diana Ortega