[Crónicas de Conciertos] Extremoduro en Daimiel, Ciudad Real (05/09/14)

814

El pasado viernes 5 de septiembre la Gira Para Todos los Públicos de Extremoduro llegaba hasta la localidad manchega de Daimiel, en su único concierto en la provincia de Ciudad Real y hasta allí nos desplazábamos para ver cómo avanza uno de los más importantes tour de este 2014 en todo el estado. Así, el público estaba citado a las 22:00 horas en el Auditorio Municipal y como en el resto de sus conciertos, se respiraba un gran ambiente en los alrededores del recinto donde se mezclaban aquellos que iban a ver por primera vez a la banda de Robe Iniesta con otros que han hecho de Extremoduro parte de la banda sonora de su vida; y es que esta era la tercera ocasión en la que pisaban este escenario, tras su paso por el mismo en 1996 y 2004.

Con algo más de media hora de retraso que pasaba mientras escuchábamos música de Fito o Ciclonautas, comenzaban más de tres horas de directo con un pequeño contratiempo inicial: el contenedor que cuelga del centro del escenario se resistía a bajar y tuvo que volver a subir, con lo que la banda improvisó su salida al escenario desde un lateral y los vimos desde el inicio de esta intro que abre su gira.

Aunque ya han pasado muchos meses desde el inicio de la gira en ciudades como Zaragoza y Córdoba, con parte del público que les ha visto en más de un concierto de la gira, solo hicieron falta unos acordes de Sol de Invierno para enloquecer al público; y si a esto le unes Buscando una Luna y La Vereda de la Puerta de Atrás, el inicio del concierto estaba a un nivel superior de otros que hemos visto en La Mancha Rock.

Pequeño Rock’N’ Roll Endémico, Desarraigo y Calle Esperanza S/N continuaban mientras nos aproximábamos a la primera hora de directo, apostando ahora por un grupo de temas de esta última etapa de los Extremo: desde su Ley Innata (2008) hasta este último Para Todos los Públicos (2013) que nos presentan. Y los temas seguían en esta línea con Locura Transitoria, y la que ya se conoce como Canta la Rana, tema inédito que regalan a su público en cada noche de concierto.

El final de esta primera parte estaba cada vez más cerca, algo que se anunciaba con un Dulce Introducción al Caos al que seguían Segundo Movimiento: Lo de Fuera y Cuarto Movimiento: La Realidad, cerrando esta primera descarga de directo como habitualmente han venido haciendo en toda la gira. Durante el descanso pudimos escuchar diferentes opiniones del público, que van desde aquellos más incondicionales que alucinaban desde el inicio del concierto y otros que iban a este buscando un directo de Extremoduro más cercano a los de hace 10 – 15 años, buscando un setlist donde solo sonasen sus cortes más clásicos. Si algo tenemos que tener claro es que los tres últimos trabajos de esta banda – esos que antes señalaba como su última época – van en otra línea, con temas más extensos y elaborados que siguen en el mismo nivel de calidad que los anteriores.

Y tras media hora con su pequeño cambio de escenario, donde el contenedor había desaparecido y las luces se mostraban más cercanas a la banda, se reanudaba el directo con la rabia de Prometeo, al que siguió Tango Suicida, haciendo subir otra vez los focos en el transcurso de este tema. Seguían sonando después cortes del último disco con Poema Sobrecogido, donde vimos a Robe algo más activo que en el resto del directo, moviéndose por distintos puntos del escenario y no solo en ese subir y bajar a distintos puntos del escenario que comparte con Iñaki Uoho y el resto de músicos. Llegaba el turno de mayor disfrute de aquellos que esperaban los temas más clásicos de su discografía, sonando So Payaso, Jesucristo García, Sucede y Standby, este último abriéndose con los versos de Francisco M. Ortega. Otra de las anécdotas que nos dejó la noche vino tras So Payaso, cuando Uoho abandonó el escenario brevemente y mientras esperábamos Robe dijo: Un segundo, creo que Iñaki ha roto algo; poco después este volvía y con el continuaba esta noche de rock transgresivo, donde quizás fueron demasiados continuos los parones entre un tema y otro, algo que no ocurría en ese inicio de gira que también vivimos.

Pero si quedaba alguien descontento entre el público, para el final nos guardaban Salir, Puta, ¡Qué borde era mi valle!, Ama, Ama y Ensancha el Alma y El Camino de las Utopías, tras el cual el Robe se despedía del público recorriendo todo el escenario con una amplia sonrisa en su rostro a la vez que tenía un pequeño gesto de cariño con Iñaki y salía mientras sonaba ese fragmento del Rockin’ All Over the Word (Status Quo) que Uoho ha llevado de los Platero a Extremoduro. Se cerraban aquí más de tres horas de un espectáculo perfecto de luz y sonido, donde cada detalle que muestran sobre las tablas está preparado previamente para hacer de esta gira una de las más importantes en todo el estado en este 2014.

Pero esto no acaba aquí, todavía quedan ciudades como Madrid, Bilbao, Granada, Sevilla, Barcelona o la reciente incorporada fecha en Tenerife, con el que cerrarán un 2014 que dejará más que contento a todos los fieles de Extremoduro.

Texto: Francisco M. Peco

Fotografía: Diana Ortega