[Crónicas de Conciertos] I Festival CarriónRock 2016 (05/11/16)

986

El pasado sábado 5 de noviembre nacía un nuevo festival en la provincia de Ciudad Real: el CarriónRock, un evento que se desarrollaba en el Salón Multiusos de Carrión de Calatrava (Ciudad Real) y contaba con cinco bandas que nos dejaron una noche llena de música en directo.

Llegábamos a este espacio a las 20:45 hrs. y cuando faltaba muy poco para dar comienzo las actuaciones, siendo los encargados de abrir la noche Papá Versión, una banda de tributos que ha recorrido diferentes escenarios de la geografía manchega y que disfrutamos por primera vez sobre las tablas. El público no fue muy numeroso en toda la noche y la lluvia hacía que costase entrar en calor, pero estos lo consiguieron. Con “My Sharona” (The Knack), “I Surrender” (Rainbow) y “Steamy Windows” (Tina Turner) iniciaban un setlits donde también destacaron “Eye of the tiger” (Survivor) o “Días de escuela” de Asfalto. Se despedían de su público al ritmo de “Whole Lotta Rosie” de AC/DC y quedaban más que satisfechos con su actuación.

Seguía así una lluviosa noche que se abría con tres bandas tributo, siendo los siguientes Classroom, quienes se atrevieron con el gran versionado “No dudaría” de Antonio Flores o “Cadila Solitario” de Loquillo, además de otros como “Sweet Child of Mine” de Guns’N’Roses, iniciando así su paso por este festival. Una mezcla de pop-rock dominó la actuación de estos, donde también hubo tiempo para “El universo sobre mí” (Amaral) y “Rock’in a free world” (Neil Young). Un variado concierto que hizo amena la noche para un público variado donde amantes del rock y curiosos se acercaban a disfrutar de este festival gratuito.

Quedaba mucha noche y la energía subía con Perversiones, un quinteto que dio un buen repaso a un puñado de clásicos del rock con los que incrementaban la temperatura de este Salón Multiusos. Juanan Camacho mostró su pontencia vocal, así como Victor Simarro y Dario Hellín hicieron lo propio a las guitarras, siempre con esa buena base rítmica que aportaron Carlos Cruz y J.L. Martín. Esta banda de Valdepeñas supo estar a la altura y mostró así un directo en el que de forma humilde y con atrevimiento afrontaron un repertorio lleno de éxitos que merece la pena ver.

Y sin duda uno de los platos fuertes de la noche era los cordobeses The Fever Band, un trío rockabilly que contagiaría a todo el público de esa esencia de la década de los ’50 del pasado siglo a la que nos transportaban. Solo necesitaron “Just Rockin’ & Rolling” (Ronnie Dawson) o ese “Rebelión en la emisora” para calentar a los que allí estuvimos y no pudimos parar de bailar con su contagioso ritmo. Se atrevieron con la Creedence Clearwater Revival y su “Have you ever seen the rain” o ese “Train kept a Rollin” (Johnny Burnette) antes de sonar entre otros un “Johnny B Good” (Chuck Berry) que fue de los mejores recibidos por un público que seguía sin aumentar pero se entregó a este trío. Para el tramo final quedaron otras como “Jumpin from Six to Six” o el “Long Lonely Highway” de Elvis Presley bien conocido por los más veteranos que allí estaban. Se despedían dejando más que contentos a todos los que allí estaban.

Y el cierre de la noche correría a cargo de La Recua, una banda de ska punk de Miguelturra (Ciudad Real) que hemos visto en numerosos escenarios de la geografía castellano-manchega a lo largo de este 2016 en el que se han dado a conocer con un setlist  donde temas propios y algún que otro acertado cover con el que han llevado su fiesta a todos los rincones que pisan. Y es que daba igual que fuesen ya más de las 3:00 de la madrugada, porque estos salían al ritmo de sus “Garrulillos” y “Corredor”, pasando después un “El día de los Muertos” de La Pulquería que ya les hemos escuchado y defienden a la perfección. “Libertad de expresión” o “Pendenciero” siguieron antes de “Intifada” (Ska-P) para presentarnos después dos cortes nuevos: “Matrioska” y “Ppsoe”, con los que se ganaron a todos los que hasta allí se desplazaron a verlos. No faltó la fiesta y un derroche de confeti con el que pusieron patas arriba un escenario donde todavía sonarían “Circo del Congreso”, “Que vienen los locales” y un último cover: “Felipe es un Punk” de Las Vulpes con el que cerraban una hora de directo que pareció volar.

Y así se ponía cierre a esta primera edición de un festival que esperamos ver crecer en los próximos años a la vez que da oportunidad a bandas de la zona y otras formaciones de todo el estado para mostrar su música y así ayudar a impulsar esa cultura que cada vez quieren dejar más abandonada los que nos gobiernan. Por muchos años de Carrión Rock.

Texto: Francisco M. Peco

Fotografía: J. Jesús Sánchez