[Crónicas de Conciertos] F*ck Cnsrshp Fest de Villena, Alicante (28/01/17)

2707

Cerramos el mes de enero viajando hasta Villena, donde tuvo lugar el F*ck Cnsrshp Fest, un evento creado de la mano de Sufriendo & Gozando y con un cartel compuesto por diez bandas que contenía algunos de los mejores nombres de la escena musical estatal.

La mañana estaba fría y mientras el Sol intentaba calentar a los más madrugadores que esperaban la apertura de puertas ya andábamos cerca de esta Plaza de Toros convertida en un recinto para la cultura de verdad: la música. Poco después de las 14:00 horas entrábamos y comprobábamos que, como ya habían avisado, los horarios serían muy puntuales, pues los Konsumo Respeto estaban listos para salir a escena y arrancar así su tour con el que darán a conocer su más reciente Recaída (2016).

Y así arrancaban, alternando cortes nuevos con otros clásicos también esperados. “Un mal día”, “La ilusión de Cotard” y “Me desespero” eran los primeros, encendiendo la mecha de una jornada de más de 12 horas de música en directo por todo lo alto. Jugaban en casa y esa fue una carta a su favor, ya que aun siendo horas difíciles, el recinto presentaba muy buen aspecto y el público disfrutó con “Elige la ruina”, Una noche más” o ese “Delirios de grandeza” que abre el nuevo disco que ahora pasearán por todo el estado y ya tiene sus primeras fechas confirmadas en América. Tras el también reciente “Fantasmas” sonó el clásico “Herida de guerra”, despidiéndose con “Ahora que se ha ido el Sol”. Buen set de esta formación que demostró tener bien engrasada la maquinaria para subirse a los escenarios de todo el estado.

Había mucho que ver y los siguientes eran La Kontra, quienes presentaron su Siente el Miedo (2016), del que sonaron “Condenado” o. Pero Parabellum también estuvo muy presente en su directo, eligiendo “Kontra el Rinkón” y “Kuerpo a Kuerpo”, volviendo después a su LP con “Nada”. Aunque el público disminuyó notablemente en este momento, el cuarteto se mostró totalmente entregado, llegando el punto culminante con el clásico “Envenenado”, dejando buen sabor de boca mientras sonaban los acordes de “Hienas”.

De aquí para adelante el público no paró de crecer hasta presentar un registro cercano al sold out pero que dejó la comodidad suficiente para poder disfrutar de la noche sin el agobio excesivo de público. Mientras pasaban las primeras horas de la tarde llegaban otros de esos que jugaban en casa: Fuckop Family. Se respiraba en el ambiente las ganas que los alicantinos pusieran el escenario patas arriba. Y fue gracias a “Armas de Barrio”, cover de The Clash o sus “No me toques los balones” y “Levante Corrupción” con los que nos dejaron más que contentos.

La tarde avanzaba y un colorido Pipi y sus The Locos tomaban la escena, arrancando su show con un “Prepotencia mundial” directamente dirigido al nuevo presidente de los Estados Unidos. Su cover de “Don’t worry”, “Vendedor de gloria” y el más conocido “Contrato limosna” nos hacían avanzar mientras bailábamos al ritmo de esta banda que consiguió montar una fiesta de altura. Su ska punk cobraba forma de “Malo Juanito” justo después de un divertido popurri con “I like To Move It” o “One Step Beyond”, unos clásicos bien recibidos. Para el tramo final se sucedían el más nuevo “La realidad” y sus “Buscando líos”, “Algo mejor”, “Sol y paladrillo” o “Resistiré”, diciéndonos adiós por todo lo alto. Habrá que seguir de cerca, una vez más, a estos The Locos que estarán en los principales festivales de la escena estatal.

Comenzaban a pasearse los clásicos por el escenario del F*ck Cnsrshp Fest, dejando todo preparado para el directo de El Último ke Zierre. Los de Burriana llegaban con un objetivo muy claro: repasar su discografía y presentar el más reciente Cuchillas (2016), eligiendo el tema que da nombre para arrancar. Tras este, “Somos violencia”, “Yo también puedo ser malo”, “Vuelta al infierno” o “Rompesuelas”, congregando ya a las 4.000 personas que en este día se desplazaron hasta Villena. Tras un inicio de esos que nos hace pensar que estos EUKZ son cada vez más jóvenes, llegaron “Enganchados”, “¿A donde vas?”, “Mis calzones”, “Veneno” o “Tú me vicias”, un puñado de esos himnos que componen su producción musical, siguiendo “Soldadito español”, “Vis a vis” y “Canto”. Buena dosis del punk rock que ha sido referente para varias generaciones de músicos de este país es lo que nos estaba dando este quinteto que dejó para el final “Escupiré jodidos”, “Para que quiero más calor” o “Cientos de diablos”. Pronto nos volveremos a cruzar con ellos, no más allá del Gazpatxo Rock 2017, donde son, por méritos propios, uno de los platos fuertes.

Y si hablamos de clásicos, tras EUKZ sólo podía salir a escena Evaristo y sus Gatillazo. Tras la habitual intro de “El padrino” – que ya habíamos escuchado antes del directo de La Kontra – salían con “Otra canción para la policía”, “Comunicado empresarial”, “Sr. Juez” o “Fascículos”, metiéndose al público en el bolsillo como él solo sabe hacer. “Un minuto el libertad”, “La última patada” y “Tortura” fue el trío elegido antes del primer clásico de La Polla Records que sigue haciendo sonar: “Lucky Man for You”. El directo había arrancado a buen ritmo y eso se notaba en el ambiente, cantando puño en alto su “Jota de la derrota”, “No love” y “Mucha suerte”, con los que concluía el primer tercio de su paso por el  F*ck Cnsrshp Fest.

Tras varios minutos irrumpieron con “Desde el cariño”, “Nº 1 en USA”, “E por si muove” o “Pijos power”, subiendo la temperatura más aún con “Vendido” y el clásico “Txus” (La Polla Records). Como Evaristo maneja bien los tiempos y se ha ganado el respeto del público, se pudieron permitir volver a abandonar el escenario mientras nos dejaron con “Mama dame 100 pesetas” de Raffaella Carra, volviendo después a encarar el tramo final del concierto. “Esclavos del S.XXI”, “Johnny” (La Polla Records) y las dos últimas también clásicos: “Seguratas blindados” y “Odio a los partidos”. Así concluía lo suyo, pero aun quedaba mucho por disfrutar y las fuerzas respondían bien.

Porque había que guardar fuerzas para aguantar el tornado que los Narco son sobre las tablas. Su escenografía que les acompaña desde la publicación del Dios te Odia (2015) estaba lista de forma puntual y los sevillanos salieron con “Siempre enmarronao”, “Son ellos” o “Vizco”, este último haciéndonos saltar al ritmo de juerga, mambo y jaleo. Un “Estrellas en el pecho” que recuperaron recientemente o “Ahí fuera (Vive Satanas) y ya se habían ganado de sobra a los presentes. Nos transportaban hasta el ambiente más zombie de la semana santa sevillana para seguir con “La hermandad de los muertos” y “Por el estrecho”, mientras apreciábamos y disfrutábamos una vez más cómo son siempre capaces de llenar de sonido cada espacio por el que se les ve pasar.

El clásico “Tu dios de madera” más “Dame veneno” eran los anticipos preparados a “Kolikotron”, cerrando poco después con la fiesta del “Chispazo” y “Puta policía”. Siempre a la altura estos Narco que han confirmado su presencia en los principales festivales de este 2017.

Ahora volvía el punk rock que en los últimos años ha ido incrementando su ska de los Boikot. Como ha sido habitual en los últimos años, arrancaban con “Naita na”, “Inés” “Hasta siempre Comandante”, “Bubamara” y “No pasarán”, acordándose otra vez más del nuevo presidente de los USA cuando comenzaba a sonar “De espaldas al mundo”. Momento dedicado a todas las mujeres con “Bajo el suelo”, al que siguió “Gasolina, vidrio y mecha” y el bailable “Skalasnikov”.

“Tierra quemada” antes de “Juntos tu y yo” o “STOP criminalización” eran los que ponían la banda sonora en este punto del festival, cuando nos anunciaban que este es uno de los últimos shows con esta gira, ya que preparan nuevo disco y directo que ya esperamos rabiosamente, ya que Boikot ha sido uno de los grupos que ha ido cambiando y actualizando sus setlist y un nuevo disco será otro paso en su historia musical. Volviendo al concierto, todavía no habían dicho la última palabra, guardando “Amaneció”, “Sin tiempo para respirar” y el último “Grito en alto” para poner la guinda a una noche de autentica fiesta.

Hace relativamente poco tiempo que Hora Zulu volvió a la actividad. Los de Granada eran otros de los más esperados en el F*ck Cnsrshp Fest, primero de los festivales que harán en un 2017 que les verá pasar por el Viña RockWeekend Beach Festival entre otros. Aquí llegaron sin ninguna tensión y con los primeros acordes de “Camarada” les sobró para meterse al público en el bolsillo. Con sus sesenta minutos de directo pasamos las dos de la madrugada, cumpliendo así una docena de horas sin pausa y disfrutando del clásico “Tango” o un “Agua de mayo” fuertemente coreado. Otros como “A ver si me entiendes” les llevó hasta el momento de despedirse de Villena, donde ya se les espera de nuevo.

Y para cerrar la noche, era el momento de echar el penúltimo baile con Envidia Kotxina, quienes esta semana ponen punto y final a más de dos décadas de carrera, siendo esta su última cita en un festival. Salieron con su misma seguridad de siempre para hacer sonar unos iniciales “Daños colaterales” y “Día tras día”, tras los que saludaban con un es que somos muy clásicos…Aúpa Lumbreiras!! que levantó una gran ovación entre todos los presentes. Esta era una despedida anticipada y para ella habían preparado “Mala patada”, “Cuidado con lo que aprietas” o el clásico “Con y contra quien”, banda sonora de toda una generación punkrockera de este país.

Fueron cincuenta minutos que pasaron demasiado rápido pero aun así, los supimos disfrutar. “Un madero, mil lapiceros” o “Polka Miseria” con el quinto kotxino Bruno Peinado fueron otras de las que no faltaron, disfrutando después de su cierre del festival, despidiendo al público con un abrazo que refleja a la perfección la unión y hermandad que hay en esta banda. Y así poníamos punto y final a una jornada más que llena de música en directo, un recuerdo que refrescó la mente de todos aquellos que añoramos el Aúpa Lumbreiras!! y nos permitió disfrutar de un puñado de bandas que han sido, son y serán, el referente de todo el estado. ¡Volveremos a Villena!.

Texto y fotografías: Francisco M. Peco