[Crónicas de Conciertos] IV Festival Olmorock de Poblete, Ciudad Real (11/03/17)

4937

El pasado sábado 11 de marzo tuvo lugar la cuarta edición del Festival Olmorock, un evento que se viene celebrando en Poblete (Ciudad Real) y que ha conseguido abrirse un hueco en la escena festivalera de la zona, consiguiendo año tras año traer bandas de nivel nacional que compartan escenario con algunas de las mejores formaciones de la zona.

Tras haber contado con Segismundo ToxicómanoEnvidia Kotxina en sus giras de despedida y otras buenas formaciones como son GérmenesDisidencia o Mama Ladilla, en esta edición arriesgaban más contando con un nombre de referencia como son Los de Marras y otros conocidos como Konsumo RespetoEl Chico Amperio.

Con esta idea, estábamos cerca del recinto del festival poco antes de que se iniciase el mismo, siendo el primero de los seis grupos en pasar por el escenario los ciudarrealeños Mala Fortuna. Este cuarteto salió a escena para pasárselo bien, aunque a esas horas fuese llegando poco a poco el público que esa noche se desplazaría hasta Poblete. Con temas como ese “Alzaté” que da nombre a su más reciente referencia de 2015, “Mala Fortuna” y “Demasiados” arrancaban un show entretenido en el que aprovecharon algún leve problema técnico para anunciar que llevan diez años dando guerra, y demostraron seguir teniendo muchas ganas de seguir en esta línea. “Solo quedan las espinas”, “No mires” y “Los colegas” ocuparon la sección central, dejando para el final “Donde vamos la liamos”, “La Ruleta” y “Nos vemos en los bares”. Buena dosis de su rock callejero que ahora continuará sonando en diferentes escenarios de la zona.

Tras un breve cambio y cumpliendo los horarios llegaba El Chico Amperio, quienes arrancaban aquí su gira presentación de su nuevo EP Tu peor enemigo (2017), cuya puesta de largo oficial será el próximo 7 de abril en Miguelturra (Ciudad Real). Su show estuvo lleno de punk rock de calidad, empezando al ritmo de “Una razón”, “Cizerone” y “Mucho mejor”, todos ellos unidos y enganchando así tanto al público que los conocía como a aquellos que los descrubría en ese momento.

“Ya llegarán”, “Huracán” y “Supéralo ya” eran los siguientes, consiguiendo que continuase aumentando el público que ya estaba dentro de este recinto y atrayendo a estos hasta los espacios más próximos al grupo. El potente “Noches de fuego” o su “Cuestión de tiempo” de aquel inicial Reiniciando (2011). Pero como ya hemos dicho, venían a presentar el nuevo disco, del que quedaban por sonar “Nunca irás solo” y “Tu peor enemigo”, intercalando entre estos el conocido “Los muertos bailan”. Un directo que pasó rápido y dejó un buen sabor de boca, siguiendo de cerca a estos ahora en su tour estatal. Muy recomendables.

Kólico empezó a sonar allá por el año 1999 y con una larga trayectoria a sus espaldas llegaron hasta esta localidad manchega para presentar su más reciente Pagando el pato (2015). Empezando con “Lucha en las calles”, “Maniquís” y “Fuego” daban un repaso a sus diferentes LP’s parando en este último con ese “Mi propio país” con el que versionan a Pennywise.

“Faltaron huevos” y “Cosas que hacer en Benikalap” no se quedaron fuera del setlist, como tampoco ocurrió con el nuevo “Nunca podrán” o los conocidos “Trato justo” y Fugitivos”. Pasaron el también reciente “Bebe vino para olvidar” y “Cenaré Paté”, guardando para la despedida “After Lobotomy”, “Borrachos de gloria” y “Jujujuan”, diciendo así adiós al público de este festival.

Habíamos pasado el ecuador de las actuaciones de esta edición, momento en el que llegaba la apisonadora de Los Montañeros de Kentucky. Tras un notable retraso de más de 20 minutos que no sentó muy bien a muchos de los que allí estábamos, con pequeño check de sonido incluido, salían a escena para dar lo mejor de sí mismos. Es cierto que el hardcore tiene un público muy fiel y esta noche se demostró de nuevo, ampliándose notablemente la presencia de seguidores de esta banda mientras arrancaban con “Motosierra Style!”, “Espiral de dolor” o “Extremismo Vs. Fanatismo” de su más reciente LP titulado como la primera de estas. Los de León muestran mucha fuerza sobre las tablas y a Ivo, su vocalista, se le quedaba pequeño el escenario de este Olmorock, bajando a moverse entre las primeras filas mientras seguían “Escoria” y “El precio en sangre”.

Muy agradecido de que la organización del festival contara con ellos, no olvidaron cortes como “Medievo”, “Guerra”, “30.000 días” o “La montaña de la vida” y esos “Sala de despiece” o “No eres nadie” con los que dejaban sin aliento a todos los que allí estuvimos.

Cambiando la escena, era el turno de volver a cruzarnos con Konsumo Respeto, a los que ya vimos en el F*ck The Censorship Fest de Villena (Alicante) a finales del pasado mes de enero. Como ya vimos allí, han vuelto a la actividad con muchas ganas y su nuevo Recaída (2016) bajo el brazo, del que arrancaron con “Delirios de grandeza” y “La ilusión de Cotard”, intercalando entre estos sus más clásicos “Un par de alas” y Un mal día”.

Reuniendo frente a ellos a algunos jóvenes que ahora han conocido a los Konsumo y otros más clásicos que esperaban sus letras de toda la vida, siguieron “The last drop”, “Desespero”, “Elige la ruina” y “Día gris”.

Se coló en este punto un “Nunca sabrás” antes del clásico “Una noche más” o el nuevo “La ciudad sin nombre”, haciendo de su actuación un buen balanceo entre temas de toda la vida y esos nuevos cortes que ahora presentan. Con “Otro tren”, “Pierdo el equilibrio” y “Aquí y ahora” encaraban la recta final, para lo que se guardaron “Me pregunto donde estás”, “+43”, “Escoria” o “El rayo que no cesa”. Sus últimas balas fueron “Fantasmas” y los clásicos “Herida de guerra” y “Ahora que se ha ido el Sol”.

Cerraron así un directo que despertó diferentes comentarios entre un público que ya rondaba las 350 personas, como en la edición anterior, y que esperaban con muchas ganas a Los de Marras, quienes serían el plato fuerte de esta edición del festival. Con la banda sobre las tablas y cuando se alcanzaban las dos de la madrugada, salían a escena para hacer sonar una breve intro a la que poco después se uniría Agustín, voz y alma de la banda, y soltasen los primeros “Malabares”, “De qué se ríe” o “Hierbaguena”.

Los valencianos llegaban a demostrar que su guarrocanrol está en plena forma y no serían menos que otros de los que ya habíamos disfrutado esta noche en lo de repasar su discográfia. Así, decidieron viajar en el tiempo con temas como “Es delito”, “Escápate”, “Diosa de la noche” y el reciente “Futuro!?”.

Seguían con el más reciente Surrealismo (2014) con “Revolviendo” y “Compadre”, siendo los clásicos “A tu vera” o “Dicen” otros de los que se recibirían muy bien entre todos los presentes. Tenían al público en sus manos y ganas de dar mucho “Ruido”, abriendo con este el tramo final al que sumaron “Pasión por ti”, “Encadenado” y los siempre esperados “Sexo en las calles” y “Hoy”, con los que sonaban los últimos acordes de esta cuarta edición del Festival Olmorock.

Un año más, nos despedíamos de este Olmorock que ahora descansa y empieza a mover la maquinaria para citarnos en un V Aniversario que se celebrará en el próximo 2018 y en el que seguro que estaremos.

Texto y fotografía: Francisco M. Peco