[Crónicas de Conciertos] II Babylon Festival 2017, Cuenca (24/06/17)

5130

Con aquella idea de “Renovarse o morir” que en su día firmó Miguel de Unamuno vimos nacer en el pasado 2016 el Babylon Festival, un evento que pretendía abrirse un hueco en la provincia de Cuenca como herencia de la desaparecida y añorada Sala Babylon.

Tras seguirles muy de cerca la pista en esa primera edición que contó con bandas como La Gran Pegatina o Boikot, este año se adelantaba al inicio de la época estival con un cartel que venía encabezado por un trío de auténtica altura: La Raíz, Eskorzo y Vendetta, a los que se sumaron los locales Fizzy Soup, Xofoko y la batucada de Sambas Colgadas, dejando así una jornada de música en directo a la que no pudimos faltar.

Era 24 de junio y el calor había llegado a Cuenca de la misma forma que las ganas de disfrutar de un buen festival. Así, poco después de las 19:00 horas abría las puertas este recinto donde poco después se amenizaba la espera con Sambas Colgadas, una numerosa batucada que contagió al público más madrugador y nos puso a bailar mientras se ultimaban detalles en el escenario principal.

A las 19:30 horas y con una puntualidad que dominó toda la noche salían a escena los conquenses Xofoko, que reunieron ante el escenario a un público de diferentes edades que pudo disfrutar en directo de la música de esta banda formada con músicos de diferentes edades, algunos de ellos llegados de formaciones como Kuero o Kalibre 12, bandas que han marcado una época de la música en directo en Cuenca. Hicieron sonar un puñado de temas que presentaron como “Ni una menos” y “Stop Bulling”, dejando un hueco en su directo para homenajear a todas esas bandas de esta ciudad, y destacando en la recta final de su show un “Muerde a tu amo” dedicado a todas las protectoras de animales y personas anónimas que luchan por estos. En definitiva, un directo que gustó y con el que tomamos buen contacto con este festival.

Tras un breve cambio era el turno de Fizzy Soup, un cuarteto de esta ciudad que está abriéndose paso en diferentes escenarios de la geografía estatal. Con un estilo más alejado al que dominaba el resto del cartel, pero con su personal mezcla de indie-folk, rock y soul que dio forma a un directo de calidad que justifica sobradamente que se abran paso a buen ritmo en la escena estatal. Ahora toca seguirles muy de cerca, ya que será un cuarteto que dará mucho de qué hablar.

El público no había parado de aumentar y llegaba la puesta de sol con una apuesta sonora por todo lo alto: Vendetta salía a escena para presentar su nuevo Bother (2016) y lo hacía con una escenografía que nos recuerda a su más reciente videoclip del corte “Bother the police” con el que empezaban su show. Son demasiadas escasas las visitas que esta banda hace a la mitad sur de la geografía estatal, por lo que no queríamos perdernos ni un segundo de lo que nos habían preparado, siguiendo “Ilunpetan”, “No volveré” y “No sabéis amar”, comprobando rápidamente que su nueva referencia es ya un clásico bien conocido y totalmente recomendable entre su discografía.

Caía el Sol con “Que importa” y el gran “Begitara Begira”, con el que podía comprobar el nivel de euskera Pello Reparaz, trombón y voz, que cada vez tiene más peso en la música de esta banda. El también nuevo “Aún quedan ganas” dio paso a los anteriores “La familia”, “Suma” o “Udarako Gau Luzeak”.

Bailamos el trío que forma “Buonasera”, “La Parranda” y “Botella de Ron” antes de que llegase otro de esos que, si aún no conoces a esta banda, no puedes dejar de escuchar: “Pao Pao Pao”, uniendo mensaje crítico y buena música. Cuando parecía que todo había terminado quedaban dos más: “Leña al fuego” y “Makana”, dejándonos más que contentos con el directo de estos Vendetta.

Para gran cantidad del público llegaba ahora el plato fuerte de la noche, pues La Raíz ponía todo a punto para pasar con La Hoguera de los continentes Tour por la ciudad de las casas colgadas. Los que en este momento entraban a esta plaza que en esa noche si se usó para albergar cultura, se sorprendían con una nueva dosis de Sambas Colgadas, quienes en esta ocasión estaban en el graderío y volvieron a invadir este Babylon Festival con un ritmo que no puedes escuchar sin parar de bailar.

Tras más de quince minutos en los que no pararon de vibrar se despedían y el centro de atención volvía a este escenario donde ya estaba todo listo y La Raíz irrumpía al ritmo de “Nuestra nación” y “Obediencia ciega”, con los que ya disfrutamos en este nuevo espectáculo que ahora recorre la geografía estatal y quedará registrado de forma audiovisual en el cierre de gira.

Los más recientes “Muérdeles” y “Una selva asesina” eran los elegidos antes de otros más clásicos como “Jilgueros”, “Borracha y callejera” o “La voz del pueblo”, que siguen funcionando a la perfección sobre las tablas. Mientras Pablo Sánchez nos recordaba que esta Plaza de Toros acogía por una noche verdadera CULTURA, dedicaban “El circo de la pena” a todos aquellos que hacen arte y música. Con ganas de escuchar en directo este corte en su nueva versión sinfónica – ¿quizás en ese directo que grabarán en Madrid para cerrar la gira? – seguimos bailando con “Por favor”, “El grito latinoamericano” o “Llueve en Semana Santa”, antes de mover los brazos y el resto del cuerpo al ritmo de ese “Elegiré” que siempre se espera en sus setlits.

Cualquiera que estuviera bien atento al directo se daría cuenta cómo la banda ha añadido pequeñas variaciones, ya sean coros o cualquier otro elemento, que demuestra su interés en seguir dando una vuelta de tuerca a su repertorio, algo que los hace más grandes todavía.

Entre las peticiones que habían tenido con este nuevo tour estaba “El tren huracán” que ahora sonaba y tan bien disfrutamos, para encarar después la recta final con otro buen puñado de cortes como “Entre poetas y presos”, “Radio Clandestina” y “Solo quiero de ti”, al que seguía “La hoguera de los Continentes” que cerró su anterior gira. Pero ahora queda más, dejando para la despedida “A la sombra de la sierra” y el último “Nos volveremos a ver”. La banda decía adiós a una de las dos únicas fechas que harán en Castilla-la Mancha en este 2017, siendo la siguiente ese Alterna Festival que desde el principio confió en la banda de Gandía y donde, como el cierre nos decía …nos volveremos a ver!

¡Pero esto no había acabado! Y es que si el cierre de un festival llega de la mano de Eskorzo hace que la fiesta no pare de crecer. Así, salían al escenario Tony Moreno y su banda al ritmo del nuevo e imparable “La pena”, para seguir “Amenaza fantasma”, “Mambo zombi” o “Gilón”, todos ellos de su exitoso Camino de Fuego (2014) que repasaron en profundidad.

Los clásicos de estos granadinos nunca pueden faltar, haciendo que “Pinta la pared” y “El roto” conectasen con “Camino de Fuego” o “Mala conciencia”. Nos dieron una pequeña tregua con “Sé feliz” y “Ojalá estuvieras aquí” antes de su particular versión de “Clavelitos”, volviendo a esa época de “Somos pobres” o “Reggae pa’mai”, que tan bien siguen funcionando en directo.

El cierre de su directo sigue siendo para “El que tenga el amor”, con el que soltaron el último aliento y se ponía punto y final a la segunda edición de este Babylon Festival donde pudimos disfrutar de un gran ambiente y un festival montado con mimo y gran cariño a la música en directo. Con esta sensación sólo podemos desear que sean muchos años más de Babylon Festival!!

Texto y Fotografía: Francisco M. Peco