[Crónicas de Conciertos] X Alterna Festival 2017 – viernes 7 (07/07/17)

La lluvia y el granizo intentaron ganar el protagonismo a una jornada de viernes en el X Alterna Festival donde las actuaciones de La Raíz, Riot Propaganda, Sepultura, Desakato, Boikot y ZOO marcaron el ritmo.

5461

Despertábamos en El Bonillo el 7 de julio tras disfrutar de la primera de las tres jornadas que esta décima edición del Alterna Festival había programado para tan importante celebración. Algo que volvimos a apreciar desde el inicio del día y que todo aquel que habrá observado al disfrutar de este festival es el buen ambiente que aquí se desprende, compartiendo sensaciones de la noche del jueves mientras pasaban las primeras horas de la mañana.

Barrizal en el X Alterna Festival 2017. Fotografía: La Mancha Rock ® 2017

Según avanzaba el día decidimos pasar por el Espacio Rolling Cyrcus que tuvo que trasladarse al Pabellón del colegio, dejando su habitual ubicación en el parque de El Bonillo para no dejar sin realizar ni una de las actividades programadas. Y con este riesgo de lluvia rondando el recinto, abría sus puertas cuando todavía faltaban unos minutos para que arrancara el directo de Barrizal, trío que había entrado en este cartel sustituyendo a Bony Denver. Cuando todo estaba listo para salir a escena la lluvia y el granizo llegaban hasta esta localidad albaceteña, haciendo imposible que arrancara un directo que intentaron llevar a cabo hasta en dos ocasiones. Tocará esperar para ver a estos Barrizal en el Alterna, ya que aquí sólo tuvieron tiempo de tocar un puñado de acordes.

Tras esperar al siguiente grupo resguardados de una lluvia que poco después dejaba salir el Sol, era el turno de Sons of Aguirre, quienes si se pudieron enfrentar al público de este festival. Este grupo parodia de la derecha más rancia, con letras cargadas de ironía y mensajes críticos hacia todos lados salieron por primera vez a este escenario para hacer sonar cortes como “Vete a Cuba”, “La de los maniquíes”, “N.T.S.H.T.S.” o “Napalm de libre mercado”, sin dejar de lado la animada “Norberto Juan Ortiz Osborne” de Día Sexto, que se mostró muy animado durante toda la actuación, volviendo a salir a escena en el directo de Riot Propaganda; así como MC Endesa, quien conectó con el público desde el primer segundo.

“Ajo Infuso” fue la que llegó justo antes de “Los Chicos del FMI”, con la salida a escena de Toni Mejías de Riot Propaganda y Los Chikos del Maíz, de quienes tienen una marcada influencia. Llegaba poco después la despedida, dejando más que contentos a una gran cantidad de seguidores de esta banda que consiguió dar muy buen aspecto al recinto del Alterna Festival pese a la hora que les tocó y el riesgo continuo de lluvia.

Con un breve cambio de escenario llegaba uno de los platos fuertes que llenaban el cartel de este viernes en El Bonillo. Los Riot Propaganda estaban preparados para volver a tomar La Nación y el público desbordaba ganas de pasárselo bien con su música en directo. Como las otra ocasiones en los que nos hemos cruzado con ellos en este 2017, el nuevo “Plata o plomo”, “Riot Propaganda” y ese “Agenda oculta” que da nombre a su actual gira fueron los elegidos para aumentar la temperatura en este festival.

Todo el público saltaba y cantaba al ritmo de “Guerras púnicas” y “Pasión de Talibanes”, incluyendo ahora el “Bailaré sobre tu tumba” de Siniestro Total con especial dedicación para una famosa banquera de este país, uniéndose al conocido y añorado “Mano de Hierro” de Habeas Corpus, en una unión que ya le habíamos escuchado en la última etapa de esta banda antes de volver a fundirse en este proyecto junto a Los Chikos del Maíz, de los que seguía su “T.E.R.R.O.R.I.S.M.O”.

Con el buen sabor de boca que nos habían dejado estas dos, todo siguió sobre ruedas, con “El peso del tiempo”, “Danzad Malditos” o “Cambiarlo todo”, estas últimas de su nuevo LP con el que han vuelto a la carretera. El tiempo había pasado demasiado rápido y todavía saboreábamos este concierto cuando llegaron las que parecieron las últimas: “Hasta la victoria siempre” y “La huelga”, con Toni Mejías sobre y entre el público de las primeras filas. Pero quedaban dos más que no podían pasar sin sonar en este Alterna Festival, ya que la enérgica y recomendada “Bienvenido al paraíso” junto con su más conocida “El miedo va a cambiar de bando” cerraban su paso por esta edición del festival.

Estamos deseando seguir disfrutando de su música, ya sea como Riot Propaganda o como Los Chikos del MaízHabeas Corpus, aquí queda mucho por sonar.

Y con esto habían llegado las 21:30 horas, momento señalado en la agenda de este festival para acoger uno de los conciertos más especiales de su X EdiciónSepultura. La banda llegaba a este pueblo de Albacete tras pasar por otros festivales de nuestro país como Resurrection Fest Weekend Beach Festival, haciendo temblar esta población desde que sonaron sus primeros acordes.

“I am the Enemy” o “Phantom Self”, haciendo que sus seguidores aquí concentrados disfrutasen al completo de este momento. Con la banda cómoda sobre las tablas, ya que el cambio de escenario se había alargado más de lo previsto, siguieron “Kairos”, “Desperate Cry” o “Sworn Oath”, con los que nos aproximábamos al centro de su actuación.

Había ganas de escuchar muchos temas más pasando otros como”Inner Self”, “Iceberg Dances”, “Choke” o “Dialog”, siendo “Resistant Parasites” el siguiente trayazo que tenían listo para atronar a El Bonillo.

Ya si que estábamos en la recta final de su show, siendo “Territory” y “Refuse Resist” las que sonaron como anticipo a el trío final: “Arise”, “Ratamahata” y “Roots Bloody Roots”, con los que consiguieron el último aplauso del público que ya abarrotaba este festival.

Mientras bromeábamos con el día de julio que granizó en El Bonillo y vimos a Sepultura, se preparaba otra de esas bandas que tienen un gran cariño a este festival; así como el festival se lo tiene a ellos mismos: La Raíz.

Tras haberlos visto en las últimas semanas en el Babylon Festival o el Festival Granirock, los de Gandía volvían a subirse a las tablas para traer hasta el Alterna Festival esa La Hoguera de los Continentes Tour que de forma tan especial recorre nuestro país. El público abarrotaba el recinto, siendo este uno de los conciertos que más público congregó en esta edición, donde pronto sonaron “Nuestra nación”, “Obediencia ciega” o “Muérdeles”.

Como en el resto de la gira, las siguientes “Una selva asesina” y “Jilgueros” llegaban justo antes de  “Borracha y callejera” o “La voz del pueblo”, haciendo de este setlist el mejor resumen de lo que nos ha dado su discografía.

Volvimos a cantar y bailar con sus temas según seguían “El Circo de la Pena” y el nuevo “Por favor”, recuperando después “El grito latinoamericano”. El público no se cansa de La Raíz, y es más que normal: un proyecto que combina originalidad, calidad y temas que guardan un buen equilibrio entre música y letras, nunca podrá fallar. En los últimos años hemos visto cómo han subido hasta la primera línea y han sabido renovarse con su más reciente Entre Poetas y presos (2016) que repasaron en profundidad sin olvidar otros como “Llueve en Semana Santa” o “Elegiré”, cuya imagen desde el escenario fue para no olvidar, con todos los brazos en el aire como un mar sobre el que público y banda se llevaron mutuamente.

“El tren Huracán” ha sido el tema elegido por el público para escuchar en directo y es toda una delicia, colocado justo antes de “Entre poetas y presos”, “Radio Clandestina” o “Solo quiero de ti”. Para los últimos minutos sabíamos que quedaban cuatro más: “La hoguera de los Continentes”, “A la sombra de la sierra”, “Rueda la corona” y “Nos volveremos a ver”, quedando por enésima vez más que contentos con el directo de esta banda que, si todo sigue así, continuará siendo la banda de referencia en la escena estatal durante mucho tiempo. Bien hecho.

Pero esto no había acabado, y nos quedaban tres conciertazos por delante: BoikotDesakatoZOO. No habíamos parado ni un segundo desde que este festival abriera sus puertas y no lo haríamos hasta las más altas horas de la madrugada. Los Boikot presentaron su nueva escenografía que acompaña a ese nuevo single: “Jarama” con el que irrumpieron en este recinto. Fuego y mucha energía que sorprendió a más de uno antes de seguir “Inés”, “Sin tiempo para respirar” y “Korsakov” entre otras.

Con este escenario en el que además incorporaron proyecciones durante todo el concierto y que fueron muy efectivas en “Bubamara”, “De espaldas al mundo”, “Bajo el suelo” con las chicas de Yo no las Conozco y alguna que otra cara familiar, o el clásico “Hasta siempre”. Su ya popular adaptación que superó a la original de ese “Kualkier día” de Piperrak que más de uno asocia directamente a los BKT no tardó en aparecer, continuando con el “Ska-lashnikov” que es uno de los cortes más apreciados de Amaneció (2008) y que, una década después, sigue siendo una fiesta en directo.

No querían desperdiciar ni un segundo, llegando así “No pasarán” o “Tierra quemada”, donde pudimos observar, por enésima vez, que estos Boikot le han dado la vuelta a su setlist en esta última etapa; pero este no se resiente, y sigue lleno de temas por todos conocidos.

Con este detalle que pocas bandas han sabido llevar a cabo y que les ha diferenciado de otras como Reincidentes Porretas, con los que compartieron la referencia estatal en años anteriores, han continuado al pie del cañón; y así lo hacían en un escenario donde ahora sonaban “Amaneció”, “Nos quieren detener” y un último “Grito en alto” que es otro de esos himnos extra-oficiales que rondan cada festival de este país.

Así cerraban su directo, que sigue siendo tan efectivo como ya hemos visto en numerosas ocasiones en este y otros escenarios de todo el país. Pero ahora tocaba dar un giro de estilo y es que los asturianos Desakato estaban preparando toda su maquinaria para arrasar El Bonillo. Desde el primer “Animales hambrientos” al que siguieron “Trompetes de Xericó” o “La ira de los hambrientos” volvimos a notar, como tan solo una semana antes en el Grani Rock, que este quinteto no tiene fisuras.

El cada vez más clásico “Octubres rotos” o el reciente “Pasajeros” fueron una muestra más de que esta banda también ha sabido combinar un directo a su gusto, donde cumplen con las demandas de su público y siguen haciendo sonar los temas que les han acompañado durante toda su carrera.

“Fueu y Solombres”, el brutal “Héroes” o “Columnas de humo” fueron una combinación perfecta junto a “Carta de un paria”, sin dejar de lado el dúo que componen “Cuando salga el Sol” y “Cada vez”, dos de las más demandadas que sonaron en este momento. Habiéndonos cruzado con ellos también en varias ocasiones, sabíamos que ahora se guardaban más, variando así su anterior tour de 2016 que acababa con esas dos. Ahora, quedaban “La tormenta” y otra de esas rabiosas: “Pánico en Frankfurt”, llegando así las 4:00 hrs. de la mañana.

Pero no estaba todo dicho, pues era el turno de Pancho Sánchez y sus ZOO, quien poco después de iniciar su directo bromeaba con lo tarde que se les había hecho y siempre se les hace mientas que sonaban el inicial “Raval” que da nombre a su último disco o esos “Ventiladors” e “Impresentables” que también pertenece a este LP.

“Carrer de l’Amargura”, “Dilo en castellano” y “El cap per avall” seguían introduciéndonos en la atmósfera que crean sus directos y que aquí contagió a los valientes que quedamos hasta el final, que para nada fueron pocos. Salía Grass de Boikot en un momento de su directo para poco después hacer sonar “Vull”.

Tras una breve pausa continuaban “La nostra bota” y otros como “Imperfeccions” o los grandes “Estiu” y el conocido “Esbarzers” de La Gossa Sorda, despidiéndose de El Bonillo con una fiesta por todo lo alto. Aquí cerrábamos más de doce horas de música en un festival que había sobrepasado su ecuador sin sufrir demasiados perjuicios con esa lluvia que ya no nos volvería a amenazar en un sábado de cierre por todo lo alto.

Porque pese a todo lo que ya llevábamos disfrutado, todavía nos quedaban grandes directos como los de Dubioza Kolektiv, Narco, Kaótiko o Aspencat, con los que 24 hora después se pondría el broche a la mejor y más exitosa edición del Alterna Festival.

Texto y Fotografías: Francisco M. Peco