[Crónicas de Conciertos] III RockOssa Festival 2017 (29/07/17)

1100

Llegó el 29 de julio de este festivalero 2017 y en nuestro calendario teníamos marcada a fuego nuestra cita con el RockOssa Festival, un evento que vimos nacer con mucho esfuerzo en el año 2015 y que tres ediciones después comienza a abrirse un hueco entre la variada oferta de música en directo que encontramos en esta época estival.

Continuando en su línea de entrada gratuita, esta vez el RockOssa estaba encabezado por Los de Marras, a quienes se sumaban otras bandas como Combo Calada – quienes repetían tras estar en ese mismo escenario en el pasado 2016 – y The Nitfys, una de las formaciones emergentes que más fuerza está cogiendo en este exitoso año. Completaban el cartel BarrizalVersión Z y los valencianos Novus Ordo, quienes se encargarían de dar el pistoletazo de salida.

Y así fue, cuando el reloj marcaba las 21:30 hrs. salían a escena para demostrar que, pese a su corta trayectoria, están ganando muchas tablas y eso es algo que ya les abre puertas en toda la geografía estatal. Con ganas de presentar su más reciente Nuestro tiempo (2017) del que pronto sonó “Desinformados”. También volvimos a escucharles ese “Kolors” de Skaparapid que tan bien se llevan a su terreno. “Despierta” e “Innervate” fueron algunas de las siguientes, despidiéndose poco después con “Rabia”. Dejaron muy buen sabor de boca y demostraron por qué son una de esas formaciones que poco a poco serán más habituales en los grandes carteles de este país.

Sin apenas tiempo de cambio llegaba el turno de Barrizal con los que, como en el caso de los anteriores, ya nos habíamos cruzado en el Gazpatxo Rock 2017. A estos también intentamos verlos en el Alterna Festival 2017 donde la lluvia no les dio tregua, cogiendo con más ganas este directo suyo. El trío de Albacete practica un punk rock sin excesivas complejidades que respiramos desde los primeros “Banderas de trapo” y “Amigo Sancho”, a los que poco después seguía ese “Que se rompa la cadena” que da nombre a uno de sus más recientes trabajos, lanzado allá por el año 2015.

Calentando poco a poco el ambiente siguieron con “Aprendiendo a volar” o “Jamás mires hacia atrás”, con los que pasó el ecuador de su actuación en este RockOssa. Les quedaban un puñado de temas más con los que afrontar la recta final de su directo, eligiendo “Averno comercial”, “Perniles de Jamón Serrano” y ese último “Cinco días de resaca” para decir adiós a un público entre los que se encontraban muchos conocidos de la propia banda.

La noche avanzaba a buen ritmo, y aunque echamos de menos a un público que desperdició gran parte de los conciertos que aquí hubo, más discontinuo que en otras ediciones y apareciendo en más cantidad cuando llegase el turno de Los de Marras. Pero aquellos que más valoran y aprecian la música en directo no podían dejar de lado el concierto de The Niftys. El cuarteto de Albacete salía al escenario con muchas ganas, como están haciendo en todo un tour que les lleva a gran cantidad de escenarios de referencia de todo el estado, demostrando por qué suben con tanta fuerza dentro del panorama emergente.

Con esa energía irrumpían al ritmo de “That”s Right”, “The Cigar Song”, ese outro de su Stoke the Fire que publicaron en este mismo 2017 y que ya es un disco más que recomendable del que siguieron con “Litte Louie”. Anita (voz) es pura energía sobre las tablas y así lo demostró en “Certain Female”, “My Day” o “Doom and Gloom”, afrontando después ese conocido “Jonny B. Goode” de Chuck Berry que tan buen sabor de boca dejó en el público de todas las edades que en este momento había dentro del recinto del festival.

Para despedirse se guardaron dos más: “Going Down” y “Sweet Bloody Trip”, convenciendo a aquellos que ya los habíamos visto y sorprendiendo a más de uno de los que aquí los descubría. Habrá que seguir muy de cerca a estos Niftys.

Sin apenas darnos cuenta llegaba el plato fuerte de la noche, ya que los valencianos Los de Marras preparaban el escenario para salir a presentar ese nuevo Reamanecer (2017) del que abrieron con “Poeta”, viajando después a su anterior Surrealismo con “¿De qué se ríe?” y más atrás en el tiempo con el clásico “Hierbagüena” de Gritos de Mimo (2003).

Este directo, al igual que ocurrió en el Alterna Festival 2017, donde nos cruzamos con ellos apenas 15 días atrás, se convirtió en un completo repaso a lo mejor de la discografía de esta formación que no nos cansaremos de decir que tiene uno de los públicos más fieles que conocemos. Y es que toquen a la hora que toquen y en el escenario que sea, Los de Marras siempre tienen a su público ahí, y así ocurrió en este RockOssa, donde ahora si se vivía un ambiente más festivalero cuando disfrutábamos con “Medolías”, “Escápate”, “Diosa de la noche” o un siempre esperado “Malabares” que en giras anteriores se reservaba para la recta final de su setlist.

Todo iba sobre ruedas: banda y público disfrutaban cuando sonaban “Vivir es +”, “Ser o no ser”, “Futuro!?” y “Es delito”. Con estos cortes pasaba el tiempo demasiado rápido, continuando “Revolviendo”, “Compadre” o “A tu vera” y aproximándose demasiado rápido el final cuando aparecieron el nuevo “Arde” o “Ruido”. Muy agradecidos con el público y la organización de este festival de Ossa de Montiel, dejaron para la despedida “Pasión por ti” y “Encadenado”.

Pero esto no había acabado, ya que todavía quedaban tres balas más en el cargador en la banda de Agustín y los suyos. “Perdido”, “Sexo en la calle” y “Hoy” fueron los que dieron forma a esta última descarga con la que decían adiós al festival albaceteño.

Quedaba mucha noche por delante y los que allí estábamos lo sabíamos bien. Como en la edición de 2016, este año también se contaba con la presencia de Combo Calada, otra de esas bandas de la región castellano-manchega que tanto está dando de qué hablar dentro y fuera de sus tierras. Y es que el trabajo bien hecho da buenos frutos, como estamos viendo con su más reciente Aunque no haya luz (2016) que presentan en todo el estado y del que arrancaron ese “Tras el vendaval” en forma de intro al que continuaron “Nuestra misión”, “Párate” y “Todavía aquí”.

Nos contagiaron muy pronto de ese ritmo agradable cargado de mensajes combativos de “La fábrika”, “Vida! o “Vente conmigo”. El directo está pensado a fondo en el local de ensayo y eso se nota luego sobre las tablas, disfrutando con “Fronteras de sangre”, “Conocer es respetar” y “Comprar, Tirar”. Un repaso completo a esta discografía donde varios EP’s les sirvieron para darse a conocer antes de este larga duración del que ahora llegaban “Hambre” y “Guerra al miedo”.

Para la recta final quedaron “Puede ser hoy”, “Inocencia perdida”, uno de sus más antiguos y fiesteros “Jaleo” y el último “En el hoyo”, con los que volvieron a meterse al público de este RockOssa Festival en el bolsillo.

La noche había pasado muy rápido y todavía nos quedaban ganas de disfrutar con el puñado de clásicos que los Versión Z habían preparado para cerrar el festival. “Yo también puedo ser malo” (El Último ke Zierre) y “Pijos Power” (Gatillazo) estuvieron entre las primeras, pasando después por “Sin tiempo para respirar” (Boikot) o “Los pobres no tienen patria” (Los Muertos de Cristo).

Un show tan variado hizo que los que allí seguíamos aguantásemos con ellos hasta el último momento, pero eran muchos más los temas que habían preparado para la ocasión. Volvieron a sonar Evaristo Páramos y los suyos con “Esclavos del S.XXI” y otros como “El país de Alicia” (Envidia Kotxina) y “Cómeme la franja de Gaza” (Lendakaris Muertos).

Pasaron “Escupiré Jodidos” (El Último ke Zierre) y “Las noches siguen sabiendo a sangre” (Segismundo Toxicómano), antes de despedirse con otro puñado de clásicos con los que se puso el broche a este RockOssa Festival 2017.

Nosotros nos despedíamos en este punto de un festival al que vimos nacer varios años atrás y donde esperamos volver cada año, disfrutando del trabajo bien hecho y la gran acogida que público y bandas notan en este evento que debe ser marcado como obligatorio para todos aquellos aficionados al rock y la música en directo de la región castellano-manchega. Un año más, ¡Larga vida al RockOssa!

Texto y Fotografía: Francisco M. Peco