[Crónicas de Conciertos] V The Juerga’s Rock Festival 2017 – viernes (04/08/17)

3021

Nuestra jornada de viernes en el Juergas comenzó a ritmo de la Charanga los Tercios, que a eso de las doce del mediodía apareció en la entrada del Villa Juergas para amenizar el despertar de algunos y el mañaneo de otros. Con la charanga aún tocando nos fuimos dirección a la carpa del escenario Ac(g)ústico ya que el día comenzaba con la actuación de los asturianos Mala Reputación que, en un esfuerzo por intentar que la gente allí presente (muchos aún medio dormidos) participaran en su concierto, no dudaron en coger los bártulos y bajarse a tocar a pie de carpa, con lo que consiguieron que el público se entregara y lo pasara de maravilla.

Una vez terminado el concierto de los asturianos llegaba el turno de un grupo que, toquen a la hora que toquen, consiguen llenar recintos. Y en esta ocasión no fue menos. Ante una carpa abarrotada hasta los topes comenzó un acústico de Los de Marras cargado de fuerza y, sobretodo, cargado de emoción. Iban sonando los acordes de canciones  como Revolviendo, Futuro? o Compadre. Tal fue la reacción del público allí presente que el grupo terminó emocionándose y viviendo uno de esos conciertos que seguro tardarán en olvidar.

Tras la actuación de unos Rat-Zinger que abrieron la tarde con su temas cargados de fuerza y rabia llegaba el turno de uno de los clásicos del punk estatal; Gatillazo, liderados por un Evaristo que demuestra que sigue estando en plena forma. Así pues pudimos disfrutar de temas como El poder del metal, Esclavos del siglo XXI o Pijos Powers. En los momentos del concierto en los que Evaristo paraba a fumar o a comer y beber algo no paraban de escucharse gritos desde el público, el cual no paró ni un instante en mostrarle su afecto y admiración. La actuación continuaba con clásicos como Odio a los partidos o Txus con los que la banda daba por cerrado su paso por el festival.

Sin apenas tiempo para reponernos de la actuación anterior, Boikot subía al escenario y abría su actuación con Jarama, canción que da nombre al cortometraje que estrenaron en el pasado Viña Rock, para dar paso a una de las sorpresas de la tarde, y es que las hijas de Kosta subieron al escenario y con un desparpajo abrumador entonaron el inicio de Inés, provocando los aplausos y vítores de un público que era ya bastante numeroso. Les siguieron canciones como Naita na, Sin tiempo para respirar, Korsakov, Gasolina, vidrio y mecha o Bubamara. Estábamos llegando al ecuador del concierto y los bailes y pogos no cesaban, y no iban a hacerlo con temas como Hasta siempre, De espaldas al mundo o Bajo el suelo. Como es costumbre en los directos de la banda no faltó el clásico Kualkier día, de unos Piperrak que cerrarían la jornada del viernes. Por su parte, Boikot cerró su gran directo con Grito en alto y mucho confeti.

Eran las diez y llegaba el turno de uno de los grupos internacionales de la noche; Skindred, que, usando de intro Thunderstruck de AC/DC, comenzó un concierto lleno de energía con temas como Kill the power, Doom riff, Ninja o Rat Race. Recomendadísimo el directo de la banda de Newport, con el que los allí presentes disfrutamos de lo lindo.

Tras la descarga de adrenalina que supuso el directo de Skindred llegaba el turno de otro de los clásicos de la noche; El Drogas llegaba  Adra para presentarnos su siempre vistoso show. Comenzó su show con la reivindicativa Están para violarlas, para seguir con temas como Bahía de Pasaia, En punto muerto o Empujo Paki. Con el público en el bolsillo y un Drogas que no paraba quieto sobre el escenario ni un momento también hubo tiempo para recordar clásicos de Barricada como Tentando a la suerte, No hay tregua o En blanco y negro para cerrar un bueno y entretenido directo.

Ya bien entrada la noche y antes de que llegara el turno de Josetxu Piperrak tocaba disfrutar de las otra dos bandas internacionales de la jornada; Duvioza Kolektiv y Talco, que pusieron a todo el mundo a bailar y a dar saltos con su electrónica y su ska. Así pues no faltaron temas como No Escape, Free.mp3, Himna generacije, Kazu o Hay libertad, tema en cuya grabación colaboró La Pegatina. Por su parte Talco nos puso a bailar con temas como Danza dell’Autunno Rosa, St. Pauli, Il Tempo, Bella Ciao, Tortuga, Tarantella dell’ ultimo bandito o la ya clásica La Torre, con la que la banda italiana suele terminar todas sus actuaciones.

Para terminar la noche llegaba el turno del veterano Josetxu Piperrak, que trajo a Adra todos sus clásicos con los que dejaron contentos a los más fieles a la banda que aguantaron hasta cerca de las seis de la mañana para poder disfrutar de temas como Kuakier Día, Mi primer amor, Ke le voy a hacer o Basta ya.

Por nuestra parte decidimos que era buen momento para poner punto y final a una jornada que había sido bastante larga pero satisfactoria. Nos fuimos a dormir deseosos de afrontar una última jornada juerguista que prometía guardarnos emociones fuertes.

Texto: María J. Concepción

Fotografías: Miguel A. Villaplanas Yébenes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here