[Crónicas de Conciertos] V The Juerga’s Rock Festival 2017 – sábado (05/08/17)

5241

Casi sin darnos cuenta llegábamos al sábado, último día del festival, con las fuerzas ya muy justas pero dispuestos a dar todo lo que nos quedaba. La jornada empezaba con la actuación de Antílopez en la carpa del escenario Ac(G)ústico. Nada más empezar la actuación se veía que la gente estaba tan dispuesta como nosotros a darlo todo en este último día, y tanto fue así que no pararon nin un momento de bailar y corear tanto las canciones como las oportunas ocurrencias del dúo. He de admitir que no habíamos tenido la oportunidad de verlos anteriormente y sin duda se ganaron que la próxima vez que coincidamos en algún festival no faltemos a su concierto.

Tras Antílopez llegaba el turno de El Kanka que, siguiendo la estela que había dejado el dúo onubense, prosiguió con el buen rollo y unos temas que te incitaban a hacerle los coros. Todo un acierto por parte de la organización ofrecer estas actuaciones en un tono mucho más “recogidito” y cercano que sin duda servían de excusa para bajarte a la playa  y disfrutar de los grandísimos conciertos que nos brindaron todos los artistas que pasaron por el Ac(G)ústico.

Una vez acabados los conciertos en la carpa fué todo un clásico donde los haya como Porretas quien se encargó de abrir el fuego en la última jornada juerguista. Así pues, mientras íbamos camino del recinto podíamos escuchar de fondo temas como Jodido futuro, una versión de Resistiré, La del fútbol o Marihuana, clásico donde los haya que nunca puede faltar en el repertorio del grupo.

Y como si de una partida de parchís se tratase pasamos de clásico a clásico (sin que nos lleve la corriente claro), ya que era el turno de El Ultimo Ke Zierre. Como si los años no pasaran, la banda valenciana sigue al pie del cañón ofreciéndonos vistosos conciertos en los que podemos escuchar temas como Fiesta o duelo, Yo también puedo ser malo, Vuelta al infierno o A dónde vas? entre otros, canciones con las que el público fue calentando para acabar dejándose la voz en el momento en el que la banda empezó a tirar de clásicos como Enganchados, Tus bragas, Tú me vicias o Soldadito Español.

Tras los de Burriana llegaba el turno de un grupo que no es muy de nuestro estilo pero que, como supongo que a todos los asistentes, nos despertaba una gran curiosidad. Marky Ramone sonaba de fondo mientras nosotros nos paseábamos por los (escasos) puestos que había dentro del recinto. No estaría de mas para futuras ocasiones contar con una mayor variedad de puestos de comida, ya que únicamente se podía elegir entre una bocatería/hamburguesería o un puesto de Calzone. En el momento en que empezaron a sonar los acordes de Blitzkrieg Bop supimos que el concierto estaba acabando por lo que tocaba ir a la zona de prensa y prepararse para recibir a uno de los numerosos platos fuertes de la jornada.

A las diez en punto Rosendo hacía acto de presencia en un recinto que si bien no estaba lleno ni de lejos, si que presentaba una gran entrada. Abría el show con Cuando, para seguir con  Muela la muela, De nada más e incluso hacer una versión del conocido tema de Antonio Flores No dudaría. Los asistentes se iban metiendo poco a poco en el concierto mientras el maestro seguía ofreciéndonos rock and roll con temas como Cosita, Mienten o Que desilusión!, de Leño. Se acercaba la parte final del concierto cuando empezaron a sonar los acordes de Masculino Singular y la gente que se encontraba en la parte final de recinto empezó a salir corriendo hacia delante mientras coreaba el ya clásico Picaporte. Tras ella llegaron otros clásicos del rock español como Maneras de vivir o Navegando, canción con la que el maestro Rosendo terminaba otra clase magistral de rock en el The Juerga’s Rock.

Y tras el maestro tocaba cambiar totalmente de registro en Adra, ya que era el turno de unos Riot Propaganda que han vuelto con más fuerza y rabia que nunca, como demostraron con Plata y plomo, canción con la que abrieron su concierto. La banda prosiguió su show alternando temas de sus dos discos como  Riot Propaganda, Agenda Oculta, Guerras Púnicas o Le llaman paz. Entre canción y canción tanto Nega como Toni cogían el micro y lanzaban consignas con el fin de alentar al público a levantar ese polvo que este año (por fortuna) ya no había.

Además de las habituales canciones del grupo también hubo hueco para disfrutar de canciones de ambos grupos, como Pasión de Talibanes o un clásico como Bailaré sobre tu tumba, en esta ocasión especialmente dedicado a Blesa y que el grupo intercala perfectamente con Mano de hierro, guante de seda, tema con el que pudimos ver los pogos más grandes del concierto. Tras el derroche de adrenalina por parte del público llegó el momento de rebajar un poco el ritmo con tracks como T.E.R.R.O.R.I.S.M.O. o El peso del tiempo. Nos acercabamos a la parte final del show y, además de dedicarle un macro Cumpleaños feliz a Victor, bajista de la banda, el ritmo fue subiendo paulatinamente con La Huelga, Cambiarlo todo o Hasta la victoria siempre, para terminar con un tema que se ha convertido en todo un himno para una generación que está harta de la situación sociopolítica actual; El miedo va a cambiar de bando. Como siempre pudimos disfrutar de un gran directo de un grupo que, aunque suponga el parón de Habeas Corpus y Los Chikos del Maíz, siempre es un gusto escuchar.

Y llegó el momento del plato fuerte del festival, por lo menos en cuanto a afluencia de público se refiere. Y es que con un recinto prácticamente lleno La Raíz abrió con Nuestra nación un renovado show que además de novedades en el setlist cuenta con novedades más vistosas, como unos paneles en los que se van proyectando diversos motivos durante el concierto.

Siempre es de agradecer que una banda que aparentemente lo tiene todo siga renovándose y reinventándose como el fin de ofrecer cosas distintas al público. Le siguieron temas como Obediencia Ciega, Muérdeles, Una selva asesina o Jilgueros, canción con la que todos apuntamos al cielo. Borracha y callejera o La voz del pueblo. Una de las sorpresas que los valencianos nos deparaban fue la inclusión en su setlist de una canción inédita que andaba por youtube y que, bajo nuestro parecer, se merecía con todo derecho formar parte del directo; El tren huracán. Por favor, El lado de los rebeldes, Elegiré y La Hoguera de los continentes completaron un bloque en el que la gente estaba disfrutando de un directo que, como ya es habitual, es uno de los mejores del panorama.

Se iba acercando el momento de acabar el show y sonaron canciones como Entre poetas y presos, Radio Clandestina o A la sombra de la sierra, para acabar con Rueda la corona y Nos volveremos a ver, tema que, bajo nuestro punto de vista, resulta mucho más acertado para cerrar el directo que La hoguera de los continentes. Cabe destacar la buena sintonía que el grupo demostró durante todo el show con los organizadores del festival. Un diez para La Raíz en su paso por el Juergas.

Llegados a este punto sólo quedaban dos grupos para cerrar una edición más que exitosa del festival. Por una parte Desakato aportó su toque de energía y adrenalina con temas como Animales hambrientos, La ira de los hambrientos, Octubres rotos, Pasajeros o Fueu y Solombres, tema con el que la banda quiso reivindicar un idioma tan bonito como el asturiano. Otros temas que no faltaron fueron Al cuarto poder, Columnas de Humo, Heridas abiertas, Héroes, Cada Vez, La Tormenta o Pánico en Frankfurt. Como es costumbre en la banda, Pepo acabó cantando entre un público que acabó tan encantado como nosotros con la banda asturiana. Siempre es un placer disfrutar de su tremendo directo.

Si Desakato aportó energía y adrenalina, a Eskorzo le tocaba cerrar el festival. Y lo hizo de la mejor manera posible, con un ambiente festivo lleno de bailes y buen rollo. Nosotros, sintiéndolo mucho, nos tuvimos que ir a intentar descansar un poco ya que al día siguiente nos tocaba coger el coche y pegarnos un largo viaje de camino a casa. Nos volveremos a encontrar con los granadinos en el próximo Muxismo Rock de la localidad ciudadrealeña de Miguelturra.

Y hasta aquí nuestro paso por un renovado The Juerga’s Rock Festival que, desde la última vez en la que estuvimos hace dos ediciones ha madurado mucho y muy bien, hasta convertirse, a nuestro juicio, en uno de los festivales referencias del rock estatal. No podemos acabar sin dedicar unas palabras a la hospitalaria gente de Adra, que tiene a bien compartir sus bonitas y limpias playas con los juerguistas esta semana del año. ¡LARGA VIDA A LA JUERGA DEL VERANO!

Texto: María J. Concepción

Fotografías: Miguel A. Villaplanas Yébenes