[Crónicas de Conciertos] Celtas Cortos en Ciudad Real (14/08/17)

6268

Arrancaban las Ferias y Fiestas de Ciudad Real en este 2017 y lo hacían de la mejor forma posible: con música en directo al ritmo de los Celtas Cortos. Era lunes 14 de agosto y llegábamos al Auditorio “La Granja” cuando todavía faltaba una hora para el inicio del concierto y ya había buen ambiente dentro del recinto.

Con entrada gratuita – a través de invitación – encontramos a un público muy diverso que ya se posicionaba a lo largo de todo este auditorio para disfrutar al ritmo de los clásicos de la banda de Valladolid, que llegaba a esta cita con su más reciente In Crescendo (2016) debajo del brazo, un disco con el que festejan sus tres décadas de actividad.

Tuvimos que esperar hasta las 23:30 horas para que salieran al escenario y saludaran al público ciudarrealeño al ritmo de un primer “Beni’s Reel” que iba a dar paso a “En estos Días Inciertos” y “Madera de Colleja”, iniciando así un repaso a toda su discografía que fue muy bien recibido por ese amplio público de diferentes generaciones que ha crecido al ritmo de los Celtas.

Y así veíamos familias y grupos de amigos de todo tipo que disfrutaban con “Si te gusta”, “Gente Distinta” o ese “El emigrante” en la que Jesús Cifuentes hacía un llamamiento a esa humanidad que hemos perdido y lo grabe que es normalizar la muerte diaria de cientos de seres humanos en las aguas del Mediterráneo.

Su “Macedonia tradicional” fue otro interludio que sirvió para llevarnos a “El marinero borracho”, “Retales” y “Vida gris”. El show avanzaba a buen ritmo mientas pasaban el más íntimo “La senda del tiempo”, “Cuidado con ellos” y “Legión de mudos”.

Llevaban una hora sobre las tablas y teníamos ganas de mucho más sonando “Trágame tierra” antes de el bailable “Skaparate nacional” que sigue siendo tan actual como en ese 1996 en el que lo registraron en su En estos días inciertos. “Ska del paro” u “Bueu” llegaron justo antes del más conocido “20 de abril”, que fue tan bien recibido como “Tranquilo majete”, con el que parecía que todo había acabado.

Pero quedaban dos más de esas que no pueden quedar fuera del repertorio de clásicos de esta formación: “Haz Turismo” y “No nos podrán Parar”, con el que ponían el broche a una noche muy entretenida con la que el público de Ciudad Real pudo disfrutar de lo mejor de los treinta años que ha dado la trayectoria de estos Celtas Cortos.

Texto y Fotografía: Francisco M. Peco