[Crónicas de Conciertos] Eskorzo + Frida en Sala Joy Eslava, Madrid (20/01/18)

2076

Llegó el sábado 20 de enero y Madrid estaba, una noche más, lleno de grandes conciertos con los que disfrutar de la mejor música en directo de un puñado de bandas en su paso por la capital del estado. Entre tanta oferta destacaba la presentación del nuevo Alerta Caníbal de Eskorzo en la Sala Joy Eslava, un concierto que teníamos marcado a fuego en nuestro calendario.

Y allí estábamos minutos después de las 20:00 horas, momento en el que entrábamos a la sala y saludábamos a más de un conocida para dirigirnos directamente al escenario, donde comenzaban a sonar los primeros acordes del directo de Frida, banda valenciana de rap que acompaña a Eskorzo en este tour. Esta banda valenciana mostró una potente puesta en escena para presentar su nuevo Gegants (2018).

“Volant” o “Gegants” sonaban mientras se público iba llenando esta bonita sala, sorprendiendo a más de uno con un directo que seguro nos cruzaremos muchas más veces. Los también “Let Me go” y “Welcome to Jamrock” fueron más que suficientes para certificar que estos Frida vienen pisando fuerte. Su concierto se había hecho demasiado breve, pero quedó tiempo para “La Jungla”, consiguiendo así las últimas ovaciones de los que allí estábamos.

La fiesta sólo acababa de empezar y la actividad en el escenario era frenética mientras subía el nivel de nuestro medidor de índice psicotropical, porque Eskorzo estaba a punto de volver a saltar a un escenario que le gusta mucho a la banda.

Noche de sold out en un Madrid que ya estaba preparado para recibir a Tony Moreno y los suyos. Eran las 21:00 horas y la intro comenzaba a sonar, siendo ya imparable la fiesta que se nos venía encima. La banda sobre las tablas y ya sonaba “Zona Caliente”, tema que describe a la perfección el ambiente que en la Sala Joy Eslava se vivía en estos momentos.

“La Pena” parece ya todo un clásico, vibrando aquí como las cuerdas de Manuel Collados (guitarra) y Jose Gustavo Ppgu (bajo), que disfrutaron durante todo el directo. Uno de esos que sí que es cada vez más clásico es ese “Amenaza Fantasma” del anterior Camino de Fuego (2014), LP que también fue repasado en profundidad en esta noche de sábado. Seguía otra nueva: “Cumbia Caníbal”. Si ya es toda una delicia escucharla en casa, en directo es aún más recomendable. La banda estaba totalmente entregada, pasando “Gilón”, “Camino de Fuego” y “Mala Conciencia” para seguir con ese “La Tumba” que también fue adelanto del disco que esta noche sonaba en Madrid.

La puesta en escena es similar a la que previamente hemos disfrutado en Granada y Albacete, girando ahora por todo el estado con este ambiente tropical donde las plantas crecen en cada uno de los pies de micro y las luces están especialmente preparadas para la ocasión. Su discografía es cada vez más amplia, pero todavía podemos disfrutar de “Pinta la Pared” en sus setlist, llegando después otro trío de esos que no te permiten tener los pies en el suelo: “Despiadado Corazón”, “Mambo Zombi” y “Alerta Caníbal”.

No podemos dejar sin resaltar la base rítmica que componen José Uribe (batería) y Zeke Olmo (Percusión), este último en una entrega total pese a estar combatiendo la fiebre, como bien señalaron en su presentación.

Tras un breve descanso para coger aire volvía la banda para hacer sonar las intensas “Se Feliz” y “Ojalá estuvieras aquí” en las que Tony Moreno se apodera de la guitarra y los vientos de Jimy García (trompeta) y Pruden Valdivieso (Trombón) se convierten en dos trompetas con los que se consigue un resultado perfecto.

La noche estaba siendo ideal y el público lo estaba gozando mientras seguían “Paraísos Artificiales” y “Los Besos que me dabas”, con las reventaron los índices psicotropicales. Como en anteriores giras, sonó su adaptación de “Clavelitos” que registraron en ese El Árbol de la Duda que está a punto de cumplir quince años. Su LP La Sopa Boba ya los ha cumplido, pero “Somos Pobres” sigue siendo esperado en cada uno de sus conciertos.

Afrontábamos ya el tramo final cuando pasaban “Suave” o “Reggae pa Mai”, siendo “Armas de Barrio” el último de los nuevos que aquí sonaron. Pisaban el acelerador a fondo con “Acelera”, cerrando con su ya habitual “El que tenga el Amor”, que llevó a Tony, Jimy y Pruden hasta el centro de la Sala Joy Eslava, para poner a hervir una olla que acabó de explotar saciando a cada uno de los que hasta allí nos desplazamos.

El tiempo había volado y el público aplaudía a unos Eskorzo que hacían lo mismo en el borde del escenario, muy agradecidos con la velada que acabábamos de disfrutar. Eskorzo es siempre una apuesta fija en los festivales de este país, pero en las salas hacen subir la temperatura de una forma única que hacen de este un directo 100% recomendable. El Alerta Caníbal Tour se abre paso a lo largo de todo el estado, y nosotros ya contamos los días para volver a contagiarnos de su mejor dosis psicotropical.

Texto y Fotografía: Francisco M. Peco