[Crónicas de Conciertos] Shinova en Sala Joy Eslava, Madrid (02/02/18)

818

El pasado viernes 2 de febrero, fue un día señalado en el calendario de muchos fans de Shinova, el motivo: concierto fin de gira; y el lugar: nada menos que la Sala Joy Eslava de Madrid.

El concierto había colgado el cartel de Sold Out muchas semanas atrás. Su último álbum Volver ha tenido una acogida brutal, y ha supuesto un salto tremendo de calidad en la trayectoria del grupo, y que ha girado en 2017 por todo el territorio nacional y por los grandes festis… recordamos su actuación en el último Sonorama, una auténtica barbaridad!

Las puertas de esta sala abrieron a las 20 hrs., y poco a poco se fue llenando hasta que no cabía un alfiler. Sobre las 21:10 hrs. por fin los chicos de Shinova aparecieron en el escenario_ Gabriel vestido con una bata de boxeo dispuesto a darlo todo, y de repente se arrancaron con “El Combate del siglo”, canción de su último disco, y que sonó mas cañera, señal de que venían con muchas ganas.

Continuaron el concierto, con “El país de las certezas” y más tarde con “Niña Kamikaze”, uno de sus mejores temas, y que emocionó a más de un@. A partir de ese momento, toda la sala se olvidó de sus problemas y conecto 100% con el grupo, que por momentos también se emocionó al ver a un público totalmente entregado, cantando todas sus letras.

Siguieron con temas con “Paisajes”, “Ana” o “Gravedad cero” guiño a su segundo disco “Ana y el artista temerario”. Por ese momento del concierto, Gabriel hizo una pausa para agradecer e trabajo a todos los medios que allí se daban cita, haciendo un énfasis especial a los medios independientes por su labor altruista y a veces anónima, y que ayudan en la difusión de grupos nuevos con menos recursos, se agradece enormemente!

Después de este paso por su segundo disco, empezaron a soltar los temazos de su disco “Volver”, y es que este último disco, tiene 4-5 canciones brutales. Sonaron “Que casualidad”, “Volver” o “La ciudad dormida”, canciones simples y muy bonitas y que emocionan desde la primera nota. Prácticamente tocaron todos los temas de su último disco. Tuvieron tiempo también, para hacer un gran recordatorio  a Antonio Vega con “La chica de ayer”, sonó genial, la verdad.

Cuando ya se avecinaba la despedida, empezó a sonar “Para cambiar el mundo”, para más tarde cerrar con “A treinta metros”, supongo que quisieron cerrar con algunos temas un poco más movidos, ya que creo que no son ni de lejos las mejores canciones de su último disco.

El concierto dejo una sensación genial en todo el mundo, estos chicos desprenden una energía especial que conecta con el público de forma automática.

Texto y Fotografía: Raúl García Barbero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here