El juez Cannon ataca una columna sobre la acusación de documento secreto de Trump

La jueza de distrito estadounidense Eileen M. Cannon decidió el lunes eliminar un párrafo en una acusación federal contra Donald Trump que decía que manejó mal materiales clasificados y frustró los esfuerzos de las autoridades para recuperarlos después de que dejó la Casa Blanca.

El juez dijo que era inapropiado que los fiscales incluyeran el párrafo 36, que alega que Trump mostró un documento clasificado sobre una operación militar en septiembre de 2021, porque no estaba relacionado con un delito específico del que se acusaba a Trump.

Trump no fue acusado de informar a nadie después de dejar el cargo. El fallo de Cannon sugiere que creía que el tipo de evidencia que los fiscales utilizaron para establecer la negligencia de Trump en material clasificado sería mejor presentada en el juicio, no en un documento de acusación.

Esta sentencia no tendrá ningún impacto significativo en el caso. Si los jurados llevan consigo la acusación a sus deliberaciones, recibirán una versión redactada, escribió Cannon en su fallo.

La orden de eliminar el pasaje de la acusación fue parte del fallo más amplio de Cannon, que rechazó una extensa solicitud de Trump y sus coacusados ​​de «desestimar los cargos relacionados con la falta de declaración de un delito grave y la exclusión de casos relacionados». Presentando agravios.»

Los acusados ​​argumentaron que la acusación era jurídicamente insuficiente porque los fiscales no explicaron en un lenguaje sencillo las «violaciones distintas de la ley penal federal» en cada cargo. Argumentaron que la acusación contenía lenguaje y acusaciones inapropiadas y sirvió como un ataque político contra Trump.

READ  Hay probabilidad de tormentas el domingo en algunas partes del norte del estado

Cannon dictaminó que la acusación y su lenguaje estaban «permitidos por la ley».

Sin embargo, condenó el enfoque de los fiscales sobre el pliego de cargos, escribiendo que era confuso y «legalmente innecesario para el proceso de acusación».

La decisión del lunes fue el último ejemplo de lo que Canon dijo que fueron errores en la toma de decisiones del fiscal especial Jack Smith.

Hace dos semanas, criticó a Smith en respuesta a una solicitud para que ordenara a Trump que dejara de hacer afirmaciones incendiarias sobre el personal encargado de hacer cumplir la ley.

Cannon dijo que la solicitud urgente carecía de «respeto profesional» porque los abogados no consultaron adecuadamente con la defensa antes de presentar su solicitud. También dijo que contenían hechos importantes sobre el reclamo en una «nota editorial».

Los abogados volvieron a presentar la solicitud después de discusiones más detalladas con el equipo legal de Trump.

Se decía que el juicio en Florida comenzaría en mayo, pero se retrasó indefinidamente a medida que Cannon avanza lentamente entre una acumulación de mociones previas al juicio.

A finales de junio, Cannon planea volver a escuchar algunas de las mociones arriesgadas de Trump para desestimar la demanda durante un período de tres días en su sala del tribunal de Fort Pierce, Florida.

También planea una audiencia sobre una solicitud de abogados para prohibir a Trump hacer afirmaciones falsas de que agentes del FBI fueron «cómplices de un complot para asesinarlo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *