Fuerte seguridad en una marcha pacífica por Israel en Manhattan

Miles de partidarios de Israel marcharon por la Quinta Avenida el domingo durante un desfile del Día de Israel fuertemente vigilado en un tono más sombrío este año cuando la guerra en Gaza entró en su octavo mes.

Este encantador evento, que se celebra anualmente desde 1964, tuvo menos visitantes de lo habitual en el centro de Manhattan debido a las estrictas medidas de seguridad. La marcha, que se espera atraiga a 40.000 participantes, todos los cuales necesitan credenciales de marcha, se llamaba anteriormente «Celebremos a Israel». Este año, pasó a llamarse «Día de Israel el día 5» y se centró en conmemorar los rehenes tomados por Hamás el 7 de octubre.

El evento fue mayoritariamente pacífico y atrajo a muy pocos manifestantes. Barricadas policiales, vallas metálicas y puestos de control delimitan la ruta.

Según el alcalde de Nueva York, Eric Adams, desde octubre ha habido unas 3.000 manifestaciones relacionadas con la guerra entre Israel y Hamás, la mayoría de ellas pro-palestinas, y cientos de manifestantes han sido arrestados. No había banderas palestinas en la ruta del desfile del domingo.

Sin embargo, surgieron momentos tensos entre los participantes y los políticos. Al inicio del desfile se destacó la llegada de funcionarios electos, entre ellos la gobernadora Kathy Hochul; Letitia James, Fiscal General de Nueva York; Y el líder de la mayoría del Senado, el senador Chuck Schumer, abucheó a la multitud.

Señor. Cuando Schumer comenzó a hablar, al menos una persona gritó: «Nos has traicionado». Fue en un discurso en el Senado en marzo que el Sr. Refiriéndose a lo que Schumer ha sido muy crítico.

READ  Puede obtener las primeras ofertas de Amazon Prime Day ahora mismo

Señor. Schumer continuó: «Digamos que Hamás es malvado y derrotaremos a Hamás».

El alcalde Eric Adams, que asistió a la marcha, también pidió la destrucción de Hamás y la devolución de los rehenes. «Traigamos la paz para que no se pierdan vidas inocentes», añadió.

Eric Goldstein, director ejecutivo de la UJA-Federación de Nueva York, uno de los organizadores del evento, dijo: «El grupo reconoce las diferencias que muchos judíos tienen en nuestra comunidad. El camino correcto a seguir».

Pero dijo que el evento dejaría de lado esas diferencias y «mostraría pública y orgullosamente el apoyo a una patria judía».

Israel ha enfrentado enormes críticas internacionales por su ocupación de Gaza, que comenzó en octubre después de que los ataques de Hamas contra Israel el 7 de octubre mataran a 1.200 israelíes. 35.000 palestinos han muerto desde que comenzó la guerra.

Según funcionarios israelíes, hay alrededor de 125 rehenes vivos y muertos en Gaza.

Uno de los rehenes, Noam Safir, de 20 años, cuyo abuelo, Shlomo Mandzur, viajó de Israel a Nueva York para asistir a la marcha.

Señora. «Estar aquí es gritar y representar su grito», dijo Safir.

«Es abrumador ver el apoyo», añadió.

En una conferencia de prensa el sábado por la noche, el comisionado de policía Edward A. Capan dijo que las autoridades no habían recibido amenazas creíbles contra la marcha.

Pero el Estado Islámico difundió propaganda antiisraelí en línea dirigida al evento, lo que llevó a las fuerzas del orden a intensificar las medidas de seguridad, dijo Rebecca Weiner, jefa de la oficina de inteligencia del departamento de policía.

Durante la marcha, helicópteros policiales y drones sobrevolaron la zona, perros policía y cientos de agentes patrullaron la zona.

READ  Biden elogió el acuerdo del techo de la deuda en su discurso sobre el Estado de la Nación

La marcha se desarrolló pacíficamente hasta el domingo por la tarde. A lo largo del camino, cientos de manifestantes ondearon la bandera azul y blanca de Israel, mientras que otros la llevaban sobre sus hombros.

En algunas áreas, la multitud era tan densa que las personas chocaban entre sí mientras intentaban transitar por la Quinta Avenida. Los folletos pegados a las farolas mostraban fotografías de rehenes y las palabras «Secuestrado por Hamás».

Sin embargo, cuando el evento terminó en el Upper East Side, hubo señales de asombro. La gente en el desfile empezó a bailar en la calle cantando «Am Yisrael Chai».

También asistieron varios funcionarios del gobierno israelí a pesar de que los manifestantes tenían una carta de activistas israelíes que viven en Nueva York. Un portavoz de la embajada de Israel en Nueva York dijo que asistieron el ministro de Asuntos Exteriores, Israel Katz, y el embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Gilad Erdan.

Los grupos judíos pro palestinos no protestaron contra la marcha, pero un grupo líder, Voz Judía por la Paz, criticó el evento en un comunicado, diciendo que no hay nada que celebrar cuando la guerra estalla. «La reciente masacre de refugiados en la zona designada como segura en Rafah ha dejado claro que el gobierno estadounidense debe dejar de armar inmediatamente al ejército israelí», dijo Jay Saper, un organizador del grupo.

Lev Tsitrin, un bielorruso de 59 años que ahora vive en Brooklyn, dijo que ha asistido a muchos desfiles del Día de Israel. Pero este año, dijo, «sentí que era mi deber mostrar mi apoyo».

READ  Luces del norte visibles en 17 estados el jueves - NBC 5 Dallas-Fort Worth

La batalla y el aumento de la seguridad en la Quinta Avenida contrastaron marcadamente con marchas pasadas. “Normalmente es más festivo. Este año es tenso», dijo Citrin, «porque es muy intenso y la gente está trabajando. Es vida o muerte».

Olivia Bensimon Informe contribuido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *