Los científicos han descubierto una enzima que convierte el aire en electricidad

Los científicos han demostrado que una enzima llamada Haq convierte el hidrógeno gaseoso en corriente eléctrica.

Investigadores australianos han descubierto una enzima que convierte el viento en energía.

Investigadores australianos han descubierto una enzima que convierte el aire en energía. El estudio fue publicado recientemente en una prestigiosa revista Naturaleza, lo que demuestra que la enzima utiliza pequeñas cantidades de hidrógeno en el aire para generar una corriente. Este avance allana el camino para el desarrollo de dispositivos que pueden generar energía a partir del aire.

El descubrimiento fue realizado por un equipo de científicos dirigido por el Dr. Rhys Grinter, Ashleigh Grob, Ph.D. estudiante y profesor Chris Greening del Instituto de Descubrimiento de Biomedicina de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia. El equipo produjo y estudió una enzima consumidora de hidrógeno derivada de una bacteria que se encuentra comúnmente en el suelo.

El trabajo reciente del equipo ha demostrado que muchas bacterias utilizan el hidrógeno de la atmósfera como fuente de energía en entornos pobres en nutrientes. «Sabemos desde hace algún tiempo que las bacterias pueden usar el hidrógeno en el aire como fuente de energía para crecer y sobrevivir, incluso en los suelos antárticos, los cráteres volcánicos y las profundidades del océano», dijo el profesor Greening. «Pero no sabíamos cómo lo hacían, hasta ahora».

En esto Naturaleza En el artículo, los investigadores aislaron la enzima responsable de utilizar el hidrógeno atmosférico de la bacteria. Mycobacterium smegmatis. Demostraron que esta enzima, llamada Haq, convierte gas hidrógeno en corriente eléctrica.

Dr. Grinder señala: «Huc es extraordinariamente eficiente. A diferencia de todas las demás enzimas y catalizadores químicos conocidos, utiliza hidrógeno por debajo de los niveles atmosféricos: solo el 0,00005 % del aire que respiramos».

Los investigadores utilizaron varios métodos sofisticados para revelar el mapa molecular de la oxidación del hidrógeno atmosférico. Utilizaron microscopía de última generación (crio-EM) para determinar su estructura atómica y vías eléctricas, ampliando los límites para producir la estructura enzimática más resuelta reportada hasta la fecha. También utilizaron una técnica llamada electroquímica para demostrar que la enzima purificada producía electricidad en concentraciones diminutas de hidrógeno.

EM. El trabajo de laboratorio realizado por Kropp mostró que Huc purificado podía almacenarse durante largos períodos de tiempo.

«Es sorprendentemente estable. Es posible congelar la enzima o calentarla a 80 grados.[{» attribute=»»>Celsius, and it retains its power to generate energy,” Ms. Kropp said. “This reflects that this enzyme helps bacteria to survive in the most extreme environments.”

Huc is a “natural battery” that produces a sustained electrical current from air or added hydrogen. While this research is at an early stage, the discovery of Huc has considerable potential to develop small air-powered devices, for example as an alternative to solar-powered devices.

The bacteria that produce enzymes like Huc are common and can be grown in large quantities, meaning we have access to a sustainable source of the enzyme. Dr. Grinter says that a key objective for future work is to scale up Huc production. “Once we produce Huc in sufficient quantities, the sky is quite literally the limit for using it to produce clean energy.”

Reference: “Structural basis for bacterial energy extraction from atmospheric hydrogen” by Rhys Grinter, Ashleigh Kropp, Hari Venugopal, Moritz Senger, Jack Badley, Princess R. Cabotaje, Ruyu Jia, Zehui Duan, Ping Huang, Sven T. Stripp, Christopher K. Barlow, Matthew Belousoff, Hannah S. Shafaat, Gregory M. Cook, Ralf B. Schittenhelm, Kylie A. Vincent, Syma Khalid, Gustav Berggren and Chris Greening, 8 March 2023, Nature.
DOI: 10.1038/s41586-023-05781-7 

READ  Un tornado mortal en Mississippi trae un desastre al estado de EE. UU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *