[Crónicas de Conciertos] XXII Viña Rock 2017 – jueves (27/04/17)

11918

Cuando se aproxima el final del mes de abril son muchas las ganas que cada uno de los que pasen a leer estas líneas y el que aquí las firma tenemos de volver a pisar Villarrobledo. Y es que van ya 22 ediciones de uno de los festivales más consagrados de la escena estatal, evento referente para todo el circuito al que da el pistoletazo de salida de los grandes eventos que tendemos un año más en todo nuestro país.

Para este 2017 el cartel volvía a llenarse de grandes nombres, con algún toque internacional y dejando hueco a la escena emergente que tan bien sabe aprovechar estas ocasiones. Además, contábamos con la ya habitual Fiesta de Bienvenida que se desarrolló el jueves 27 de abril y nos recibía en el Escenario Viña Grow de este recinto, abandonando así el camping en el que ha realizado en otras ocasiones.

Con todo esto y un cartel dominado por Riot Propaganda, las puertas del recinto se abrían en torno a las 19:00 horas para comenzar a sonar la música en directo a las 20:00 hrs., descubriendo así a los sevillanos Los News. Este cuarteto es puro rock’n’roll y lo demostraron desde el primer segundo de su show. Quentin Gas, voz y guitarra de la banda, se metió al público en el bolsillo y fue capaz de correr, saltar e incluso bailar entre los que allí estábamos mientras el resto de la banda seguía sobre las tablas.

Muy buenas sensaciones para empezar un fin de semana donde más de cien artistas se daban cita en la capital manchega de la música. Tras estos y mientras veíamos el primer anochecer del festival, salía a escena Sonido Vegetal.

“No estoy enamorado hoy”, “La vida” y “Carromato punk” fueron sus primeras explosiones, contagiando a todos de esa fiesta que ya no podía parar. Continuaban al ritmo de “Maribel”, “Estudia Mucho” o un “Tiempos de Volar” que no podía quedar fuera de una cita como esta. No paraba de entrar gente a esta Fiesta de Bienvenida, algunos corriendo para llegar a tiempo de disfrutar de la recta final de estos Sonido Vegetal y otros sorprendidos y sumándose al baile que nos ofrecían. Poco tiempo quedaba y la energía que desprendían los de Granada era todo un espectáculo, diciendo adiós con “Mr. Jones”.

Sonando de esta forma es imposible tener los dos pies en el suelo, y la banda jugó todas sus bazas de la mejor forma posible para dejarnos más que contentos con su trabajo. La fría noche seguía adelante y las ganas estaban al máximo, llegando ahora el turno de Alberto Romero, quien volvía a este festival como Capitán Cobarde y acompañado por esta banda que consigue esa esencia folk con la que ahora gira por todo el estado.

“El marinero” o un clásico “La Gata” eran los primeros que sonaban, notando como este músico sevillano tiene la suficiente madurez musical para dominar a un público al que mostraba su nuevo Carretera Vieja, siendo “El Buen Villano” la primera de este LP que introdujo en el setlist. No podía faltar “La Primavera” como tampoco su clásico “El Pisito”, con el que recordó ese Viña Rock 2004 donde ya estuvo y algunos le vimos sobre las tablas cuando solo contaba con 21 años de edad.

El también reciente “Aire”, “Descuida” y “Jovencito Frankenstein” nos aproximaban al final, quedando dos más: “Mi estrella” y ese “Capitán Cobarde” que le dio nombre en esta nueva época que tantos éxitos le está dando y le dará. Recomendable pasar por su gira presentación del nuevo álbum que aquí mostró.

Había llegado la media noche y el Escenario Viña Grow se quedó pequeño para recibir a los esperados Riot Propaganda, proyecto conjunto de Los Chikos del Maíz y Habeas Corpus que volvía a este evento cuatro años después y, además de encabezar la Fiesta de este jueves, eran uno de los platos fuertes de esta XXII edición del Viña Rock.

El primero en salir a escena fue el DJ que ahora les acompaña: Plan B, quien después se vería acompañado de toda la banda del crimen para arrancar con “Plata o Plomo” y seguir su himno “Riot Propaganda”. Con esto ya teníamos todos los ingredientes que necesitábamos: público entregado, la maquinaria de Riot al 100% y aun nos respetaba el agua, con lo que su nuevo “Agenda Oculta” que da nombre al tour fue ya más que suficiente para convencer a todos los que abarrotaban el recinto.

Hubo tiempo para lanzar más de un mensaje desde el escenario, denunciando las agresiones fascistas que ese mismo día se habían producido en nuestro país y que en pocos “grandes” medios de comunicación se hicieron hueco. “Guerras púnicas” y “Dignidad, guitarras y cintas de video” continuaban en “El peso del tiempo” y “Cambiarlo todo”, primer corte que conocimos tras anunciar su vuelta a los escenarios y que ya suena como todo un clásico, bien coreado por el público en cada uno de sus conciertos. Antes de despedirse de este Viña Rock nos dejaron “La Huelga”, “Bienvenidos al paraíso” y “El miedo va a cambiar de bando”, cerrando así un show que se convirtió en el mejor momento de esta jornada inicial en Villarrobledo.

Combatíamos el frío y el aire varias capa de ropa, pero alguna de estas le sobró a más de uno cuando The Locos saltó a escena. Pipi y los suyos se están paseando por más de un festival en este 2017 y el Viña Rock no podía permanecer al margen.

Es cierto que más de uno echará de menos a los clásicos Ska-P que continúan en stan-by desde que Pulpul lanzase el comunicado de su enfermedad auditiva. Así que estos The Locos son un buen sustitutivo de los anteriores, con gran influencia de su líder que salía a escena poco después de sonar esa intro de El Inspector Gatget y se lanzaban con “Paletovisión” o su cover ska de “Don’t Worry”.

La verdad es que, en sólo unos años de vida, han conseguido una discografía que es por todos conocida, contando con un buen puñado de temas que no deben faltar en sus directos. “Prepotencia mundial” o “Somos más” son algunos de estos ejemplos, colándose entre ellos “Vendedor de gloria”. El habitual popurrí, su “Malo Juanito” y el más reciente “La Realidad” nos hacían bailar y disfrutar tanto como en “Buscando líos”.

“Espacio exterior” y “Sol y paladrillo” se colocaron antes de “Contrato limosna”, diciendo adiós con “Como un animal” y “Resistiré”. Una buena y variada fiesta, como esta con la que el festival nos daba como Bienvenida que se cerraba con Serial Killerz, quienes consiguieron que soltásemos una última descarga de adrenalina antes de ir a descansar para afrontar con todas las ganas del mundo esta edición que aquí arrancaba.

Texto y Fotografías: Francisco M. Peco